Páginas vistas en total

lunes, 24 de marzo de 2008

Dinámica de Grupos

DINAMICA DE GRUPOS.

Son procedimientos, que permiten reunir en equipos flexibles a los educandos para informar, dialogar, discutir, juzgar, sintetizar y evaluar, sobre un tema o aspecto determinado que el educador presenta y para ello se utilizan técnicas.

Técnicas de grupo.

Las técnicas son recursos organizados lógica y psicológicamente, para dirigir y promover el aprendizaje y se consideran dos tipos de técnicas.

  • Individual
  • Grupal.

Y se clasifican:

Clasificación->

Técnicas

Motivación

Información

Explicación

Análisis y síntesis

Discusión y/o conclusión

Evaluación

Lluvia de ideas

x

x

Cuchicheo

x

x

Escenificación

x

x

Panel

x

x

Corrillos

x

x

Phillips 6-6

x

x

Proceso incidente

x

x

entrevista

x

x

foro

x

x

Debate

x

x

x

Mesa redonda

x

x

Simposio

x

x

Asamblea

x

x

Las dinámicas de grupo nos permiten distribuir un trabajo de estudio en pequeños grupos, lo cual nos da ciertas ventajas:

  • El trabajo en pequeños grupos facilita la participación activa de los participantes.
  • Permite que se escuche la voz de más participantes.
  • Fomenta la conciencia colectiva.
  • Favorece una actitud más crítica y responsable.
  • Estimula la iniciativa y creatividad, favoreciendo un ambiente de libertad, para que el educando aprenda a elegir, decidir y comprometerse.
  • Fomenta las relaciones humanas: aprendiendo a hablar y a escuchar, ayudando a tomar un acuerdo, estimulando el dialogo, conociendo otros criterios, integra a un grupo en forma consciente, efectiva y critica.
  • Investigar en forma personal y en equipo.

A pesar de las ventajas, el uso indiscriminado puede entorpecer en lugar de ayudar en la dinámica de un grupo, lo anterior puede suceder también por la mala aplicación de la técnica.


TECNICAS DIDACTICAS DE APRENDIZAJE GRUPAL


La práctica de instrucción requiere de la utilización de diferentes técnicas que se pueden utilizar según los objetivos que en cada curso o tema pretendan alcanzarse.

Aquí nos interesa destacar la importancia que tienen un adecuado manejo y dominio de las técnicas didácticas, así como la capacidad del instructor para desempeñar eficazmente su rol de motivador de grupos.

Una técnica grupal se define como el conjunto de medios y procedimientos empleados por el instructor que permiten estimular la acción y funcionamiento del grupo para el cumplimiento de sus objetivos. Las técnicas grupales son medios sistematizados para organizar y desarrollar la actividad del grupo o acelerar aprendizajes significativos. Permiten también romper la rutina de la exposición verbal del instructor al mover a los participantes de un lugar fijo e involucrarlos en actividades de participación e intercambio con los demás integrantes.

El facilitador puede motivar el proceso de aprendizaje con la ayuda de las técnicas didácticas, las cuales sirven para organizar y desarrollar las actividades del instructor.

La técnica didáctica es la manera en que se organiza el trabajo grupal en relación con el tema, los métodos y los medios; para que produzcan los resultados esperados es fundamental la habilidad del instructor, así como el conocimiento y manejo de los alcances y limitaciones de cada técnica; también debe saber cuál es el momento propicio para aplicarlas, percibir y entender el momento que vive el grupo, a través de la detección y comprensión de su proceso.

Es importante establecer los criterios de selección tomando en cuenta los objetivos que se pretenden alcanzar, observar las características del grupo, así como su familiaridad en el trabajo colectivo. Por otro lado, el instructor propiciará un clima favorable asegurando la comprensión de su aplicación y observando constantemente el desarrollo del trabajo grupal.

A) Técnica expositiva

Descripción:

La técnica expositiva consiste en la presentación oral de un tema que un instructor realiza ante un grupo de personas.

Las sesiones en las que se utiliza la técnica expositiva reproducen la situación típica de las conferencias a un grupo de personas, atentas al instructor que centraliza las actividades: Habla, pregunta, muestra e ilustra.

La actividad que desarrollan los participantes consiste, básicamente, en reflexionar sobre lo que escuchan, en contestar las preguntas que el instructor formula, o en preguntar algo acerca de un punto que no han comprendido.

Desarrollo:

La técnica expositiva, correctamente empleada, se desarrolla en tres fases:

Introducción

En esta fase el instructor comunica los puntos y objetivos inductivos al tema con el fin de estimular la motivación de los participantes al buscar despertar su interés por el conocimiento del tema en cuestión. Puede recurrir a la narración de anécdotas o hechos curiosos para comenzar a desplegar el tema.

Información

Cumplida la fase de introducción, se deja el terreno listo para desarrollar la de la información. Es en esta fase donde el instructor proporciona la información medular del tema. Puede decirse que un expositor cumple correctamente esta fase cuando:

Explica ordenadamente el contenido de acuerdo con los objetivos planteados en la fase introductoria.

Proporciona ejemplos suficientes para la mejor comprensión del contenido.

Formula resúmenes parciales para destacar las ideas centrales.

Estimula a los participantes para que planteen sus dudas o realicen comentarios en relación con el contenido.

Síntesis

La información proporcionada debe completarse con la realización de una síntesis final. Esta es la tercera y última fase de la técnica expositiva.

La síntesis tiene como propósito enfatizar los aspectos importantes de la exposición ayudando a los participantes a estructurar sus ideas.

La síntesis sirve para que los participantes integren y afirmen las ideas básicas expuestas. El instructor debe estimular la participación de todos los integrantes del grupo, para que expongan sus dudas, destaquen algún punto o indiquen otros de interés.

Es indispensable que el instructor utilice un lenguaje claro, preciso y de acuerdo con el nivel del grupo, en cada una de las fases de esta técnica.

LA SÍNTESIS AYUDA A RECORDAR LAS PRINCIPALES IDEAS Y CONCEPTOS

Si bien el empleo de la técnica expositiva posee un gran peso en la enseñanza, el instructor que sólo utiliza la palabra como medio de enseñanza corre el riesgo de caer en el verbalismo y de obtener resultados pobres en el aprendizaje.

Para mejorar la enseñanza, el instructor complementa su exposición con el auxilio de materiales didácticos; la utilización de dichos materiales es un medio efectivo para lograr que los participantes pongan en funcionamiento los 5 sentidos (ver el apartado de Utilización de apoyos didácticos)

Recomendaciones

Las recomendaciones más importantes para un buen manejo de la técnica expositiva son las siguientes:

· Preparar cuidadosamente cada una de las fases del desarrollo.

· Utilizar materiales didácticos para ilustrar y apoyar la exposición; de lo contrario, se incurre fácilmente en el verbalismo.

· Recabar información suficiente acerca de las características de los miembros del grupo que permita:

· Adaptar el lenguaje al nivel de los participantes.

Explicar los términos técnicos en forma adecuada.

Seleccionar la cantidad y el nivel de información y los ejemplos a exponer.

Aprovechar las experiencias de los participantes para obtener comentarios acerca del tema.

Utilizar preguntas en forma oportuna y conveniente; esto ayuda a :

  • Mantener el interés de los participantes.
  • Evitar que la comunicación oral sea en un solo sentido.
  • Reforzar o modificar los aspectos importantes de la exposición
  • Es de fundamental importancia dirigir la vista y la voz hacia el grupo, toda vez que permite al instructor observar las reacciones de los participantes ante la exposición.
  • Evitar ademanes y poses inconvenientes.

B) Técnica demostrativa

Descripción:

Su objetivo es enseñar rápidamente las bases de la tarea que el capacitado desempeñará, fundamentalmente en el área motora pero también en la cognoscitiva.

Se emplea para el desarrollo de conocimientos y habilidades de tipo práctico.

Es básicamente una técnica en donde el instructor muestra prácticamente ante el grupo la habilidad a ser desarrollada con el fin de que los participantes la ejerciten también durante la sesión.

Desarrollo:

La técnica demostrativa consta de cuatro fases:

Preparación

En ella se familiariza al participante con las habilidades por aprender sin olvidar las ventajas que tiene su ejercicio.

Demostración

En esta fase, el instructor muestra de modo práctico la operación haciéndolo con detalle, de tal modo que sus movimientos sean claramente percibidos por los participantes.

Ejercitación

En esta etapa los participantes ensayarán la operación mediante repeticiones continuas de acuerdo con el modelo mostrado por el instructor. Este último deberá supervisar y asesorar la actuación de las personas en turno, asimismo pedirá a los observadores que retroalimenten la práctica de sus compañeros.

Evaluación

Esta fase tiene por finalidad comprobar que los participantes han adquirido la destreza y habilidad requeridas para el procedimiento que se está aprendiendo. En este punto, el instructor proporcionará la retroalimentación necesaria y, si el tiempo lo permite; realizará las repeticiones pertinentes de la práctica a fin de afinar el dominio de la habilidad.

Ventajas

· La teoría es de aplicación inmediata.

· El grado de aprendizaje se detecta durante la instrucción.

· Los errores se corrigen en el momento en que se presentan.

· Los participantes intervienen directamente en el desarrollo de la tarea.

· El aprendizaje, generalmente, es inmediato.

· Los propósitos del entrenamiento son claros.

C) Técnica de corrillos

Descripción:

Consiste en la formación de pequeños grupos (de 2 hasta 6 participantes por grupo) que discuten durante un tiempo determinado un tema o parte de un tema hasta llegar a conclusiones generales. Del informe de todos los grupos se obtienen conclusiones que se vierten en una asamblea general.

Desarrollo:

El instructor divide al grupo en subgrupos de tres a seis participantes en función del número de individuos con los que se cuente. El instructor tratará de evitar que los subgrupos se integren siempre por las mismas personas, promoviendo la interacción entre los diferentes participantes y, cuando sea necesario, deshaciendo grupos que por afinidad o intereses compartidos tiendan a permanecer juntos. Una vez dividido el grupo en mesas de trabajo, el instructor planteará las preguntas o temas sobre los que cada subgrupo trabajará dando un tiempo de trabajo de 15 a 20 minutos durante los cuales cada subgrupo trabajará simultáneamente respecto de los demás pero de modo independiente. Unos minutos antes de que concluya el tiempo, el instructor pedirá a cada uno de los subgrupos que nombren un expositor que ordene la información elaborada por cada subgrupo con el fin de que la comunique a la totalidad del grupo en sesión plenaria.

Cuando las preguntas o temas por desarrollar requieren de una información más o menos compleja, el instructor puede repartir a cada subgrupo una o dos hojas de rotafolios y plumones para escribir en ella, de tal modo que la información pueda ser visualizada por la totalidad del grupo al ser fijada en la pared con una cinta adhesiva.

Durante el trabajo en subgrupos, el instructor supervisará a cada uno de los equipos resolviendo posibles dudas y orientando la dinámica hacia el objetivo indicado.

A la hora señalada el expositor de cada equipo expone las conclusiones frente al grupo y puede hacerse una ronda de preguntas por cada exposición.

Al término de las exposiciones el instructor comentará los puntos relevantes de ellas rescatando los desarrollos más pertinentes en relación con el objetivo de aprendizaje

Ventajas:

· Favorece el diálogo y la integración

· Fomenta el trabajo en equipo

· Propicia la participación de todo el grupo.

· Permite que se aprovechen los conocimientos y experiencias de los diferentes miembros del grupo, haciendo que se aprecien las ideas desde diversos puntos de vista.

· Requiere de pocos materiales.

D) Técnica de dramatización

Descripción:

La técnica de dramatización consiste en el montaje de un escenario teatral improvisado dentro del aula de capacitación en el cual los participantes representan al modo del teatro clásico una situación laboral compartida por los miembros del grupo y en ocasiones de carácter crítico, con el fin de visualizar elementos para su corrección o encontrar en ella elementos de análisis que permitan una exploración profunda orientada a su erradicación.

Desarrollo:

Son muchas las variantes técnicas que pueden emplearse cuando el recurso didáctico por ser empleado es la dramatización, sin embargo, el modelo esencial para su desarrollo es el siguiente: el instructor expone un tema específico, por ejemplo, el trato hacia clientes difíciles. En un momento dado de la conferencia, se interrumpe y dice a los participantes que sería mucho mejor visualizar el tema a partir de una representación teatral en la que aparezca la tipología de clientes difíciles. Procede entonces a dividir en subgrupos a los integrantes. Si el grupo es de 15 miembros, pueden hacerse tres o cuatro representaciones y asignar a cada subgrupo una obra teatral en la que alguno desempeñará el papel de cliente agresivo; en otro de los subgrupos alguien podría representar al cliente pasivo y así sucesivamente de tal modo que quede cubierta la tipología. Si esta es demasiado extensa, cada obra podría contemplar dos o tres situaciones que agoten la tipología.

Una vez que ha quedado claro el objetivo, el instructor asigna una mesa de trabajo para cada subgrupo y pide a cada uno que elabore su obra en un tiempo que oscile entre 10 y 15 minutos. No existen reglas para hacer la dramatización, pero cada obra no debe exceder de 10 minutos de duración. Por otra parte, no hay tampoco restricción en cuanto al uso de recursos escenográficos, por lo que los actores podrán recurrir a cualquier objeto del aula para integrarlo al escenario.

Al estar lista la primera representación, el instructor solicita a uno de los actores que indique al auditorio el reparto de la obra y que papel desempeñarán; de este modo se ahorra al público la confusión inicial de saber quién es quién. Solicita también al grupo de oyentes respeto y silencio para escuchar el trabajo de los compañeros e indica el momento de inicio de la obra. Concluida ésta, se procede de igual modo con las siguientes y, al finalizar las representaciones, se comentan en conjunto estableciendo comparaciones y permitiendo la circulación libre de información y el intercambio de puntos de vista. También se analizan las situaciones no desde la perspectiva de la calidad de la actuación sino desde el punto de vista de las actitudes y de la realidad laboral en la que se desenvuelven los participantes. Procesar la información en la asamblea puede llevar un tiempo que fluctúe entre 10 y 20 minutos.

Ventajas:

Se puede utilizar casi en cualquier lugar: salones oficinas, auditorios, etc.

  • Permite la expresión de los sentimientos y la interacción entre los miembros del grupo.
  • Permite la espontaneidad y variedad en las respuestas y reacciones de los participantes.
  • Permite la clara visualización de situaciones laborales.
  • Ilustra conductas y reacciones profundas.
  • Permite la identificación de problemas de trabajo de modo divertido.
  • Se pueden identificar factores que afectan la conducta de un individuo o grupo.
  • Recomendaciones
  • Tener presente el objetivo de la dramatización.
  • En caso de ser la primera vez que se aplica esta técnica, el problema por tratar tiene que estar bien definido y debe ser claro y no complejo.
  • Es importante cuidar que al asignar determinados papeles no se hiera la susceptibilidad de los intérpretes.
  • No se deben asignar papeles que se aproximen a la intimidad de la persona, ya que si el individuo o el grupo tienen un bajo grado de madurez, esto puede ser peligroso y de difícil manejo.
  • E) Video debate

Descripción:

Utilizando la video casetera como apoyo didáctico, se proyecta una película relacionada con el tema por tratar y la información es procesada por el grupo en asamblea general.

Desarrollo:

El instructor imparte la introducción del tema usando los recursos descritos en la técnica expositiva y, en el momento pertinente, comunica al grupo la proyección de un vídeo alusivo al tema que se está tratando. Solicita la atención de los participantes hacia la película y deja abierta la posibilidad de tomar notas y comentarios que posteriormente puedan ser vertidos por el grupo.

Una vez concluida la proyección, el instructor invita a los participantes a hacer los comentarios y críticas que consideren pertinentes. Si las intervenciones son escasas o parcas, el instructor procurará hacer preguntas abiertas sobre la película que generen inquietudes y motiven a los miembros a participar. Si la película da lugar a comentarios que se presten a la polémica, el instructor adoptará el papel de moderador de la discusión y, finalmente, realizará las conclusiones

Ventajas:

  • Promueve un alto sentido de participación individual
  • Permite la exposición de puntos de vista múltiples
  • Produce una variación significativa con respecto de la rutina de enseñanza
  • Estimula la reflexión profunda en torno de un tema
  • El uso de medios audiovisuales incrementa la motivación

Recomendaciones

El video debate es uno de los recursos técnicos de mayor eficacia en la capacitación, ya que produce un fuerte impacto entre los participantes. En este sentido, es muy importante que el instructor aproveche los beneficios de esta técnica, por lo que es recomendable que durante la proyección de la película no se apaguen totalmente las luces de la sala puesto que ello tiene la desventaja de impedir la visibilidad para tomar notas. Asimismo, el apagar las luces produce una sensación de estar fuera de la vista del instructor y estimula el deseo de dormir.

Por otra parte, el aspecto más importante del video debate es el procesamiento de la información posterior a la película, por lo que el instructor deberá explorar con profundidad el impacto generado por ella sobre los participantes.


Bibliografía:

FERRINI, María Rita, Bases Didácticas, Editorial Progreso.

No hay comentarios: