Páginas vistas en total

lunes, 24 de marzo de 2008

Cuadernillo de técnicas y procedimientos para estudiar

La distribución del tiempo de estudio y exámenes

Para que el tiempo de estudio te rinda es importante que lo distribuyas bien.

Aquí te sugiero aspectos importantes para tener en cuenta:

Por cada módulo de la materia dictado en la escuela debes de dedicarle el mismo tiempo en tu casa, como mínimo menos dos veces a la semana. De esta manera evitaras encontrarte en apuros al momento del examen, al que se llega luego de un camino de aprendizaje y la adquisición una rutina de estudio

Método de estudio:

1° Explorar (lectura rápida)

2° preguntar (anotar preguntas que sugieran el tema)

3° Leer (utilizar subrayado para fijar nombres, fechas, etc.)

4° Ejercitar (exponer lo aprendido)

5° Repasar (fijar lo que no se recuerda)

Examen

Cuando llega este momento a veces con suerte “zafamos” porque el profesor no pudo venir, porque pude copiar sin que él se diera cuenta o porque “invente” una enfermedad que no tengo. Pero la mayoría de las veces estos factores externos y azarosos no se dan, entonces hay que tener en cuenta

Antes del examen

1° Tener en claro que un examen no es una evaluación personal, sino sobre los conocimientos en un área.

2° Pensar el examen como una parte de la cursada.

3° No todo para último momento de esta manera al momento del examen podrás todas tus energías y concentración en lo que sabés, no pensar en lo que no llegaste a estudiar y el lo que deberías haber hecho en lugar de lo que realmente

4°Organizar el estudio según el tiempo disponible y armar una rutina.

5° Tener claro como será el exámen.

6°Contar con toda la bibliografía necesaria.

7° Combinar el estudio individual con momentos de discusión y repaso grupales.

Durante el examen

1° Llegar puntualmente

2° Tomar un tiempo para leer las consignas con tranquilidad

3° Pensar el qué orden se constarán las preguntas y qué tiempo dedicarás a cada una.

4° Ser prolijo en la presentación del examen y en la exposición de ideas

5° Reservar un tiempo para releer lo escrito

La memoria

La memoria es un elemento muy importante para el aprendizaje. Debemos recordar que tener memoria no es estudiar de memoria. Para aprender necesitamos comprender y para utilizar lo aprendido, o demostrar lo aprendido, necesitamos tener memoria para recordarlo.

Habrás oído decir que tal persona tiene memoria visual, auditiva o motora. Esto significa que algunos recuerdan más lo que oyen, otros lo que ven y otros lo que hacen. Cada uno deberá descubrir por sí mismo en que grupo está y sacar provecho de esta situación. Por regla general es más fácil recordar lo que hacemos, en segundo lugar lo que vemos y por último lo que oímos. Y mucho mejor resultado obtenemos si aplicamos todos nuestros sentidos. De todos modos convendrá acentuar aquel sentido que en nuestro caso tenga mayor preponderancia. Por ejemplo, aquellos que tengan más facilidad para recordar lo que oyen es conveniente que estén más atentos al profesor, que estudien en voz alta solos y con otros compañeros. A los que retienen más fácilmente lo que ven escrito les convendrá observar con atención todo tipo de láminas, gráficas, cuadros, mapas, tratando. Es quienes predomina la memora motora les será de utilidad la toma de notas y la confección de cuadros.

¿Cómo hacer cuando hay que estudiar lago de memoria?

Hay veces que tenés que recordar alguna fecha, algún nombre o alguna secuencia de imágenes. Una manera de facilitar la tarea es tratar de de imaginar mentalmente cada uno de los conceptos que querés recordar y después imaginarlos de a pares, el primero con el segundo el segundo con el tercero, el tercero con el cuarto, etc. Este encadenamiento mental ayudará a que a partir del recuerdo del primer concepto de la lista surjan inmediatamente los siguientes. En caso de términos nuevos conviene que encuentres algún parecido con otro término conocido y realices la cadena con este último, luego, por similitud, recordarás la palabra necesaria.

La toma de apuntes

Tomar apuntes consiste en anotar las ideas principales de un relato al mismo tiempo que este tiene lugar.

Está técnica funciona como una ayuda memoria de lo escuchado debido que:

1) Su puesta en práctica exige que nos concentremos en le tema tratado para poder encontrar el hilo conductos del mismo.

2) Una rápida lectura a las notas tomadas nos evita que olvidemos los temas centrales que fueron tratados ( recuerda lo ya referido al tiempo que debes dedicarle a la materia)

Es muy importante destacar que no se trata de copiar todo lo que se oye sino solamente los conceptos centrales. Intentar anotar todo es, por un lado, imposible, porque no se puede escribir a la misma velocidad con la que se habla. Por otra parte, no tiene sentido tomar nota textual de lo dicho, ya que intentarlo nos exigiría centrar la atención en retener todo lo que otro/s está/n diciendo en vez de ocuparnos en razonar sobre o que dice y extraer los conceptos centrales o novedosos que el discurso brinda.

De todo modo resulta conveniente ser ágil en la escritura dado que cuando menos tiempo empleemos en escribir, más tiempo nos quedará para pensar, razonar e intervenir en le tema que se está tratando. Es por eso que en la toma de apuntes el uso de abreviaturas-convencionales o personales- resulta de gran utilidad.

Una vez que los apuntes fueron tomados y durante el transcurso del mismo día, hay que darles lectura para ordenarlos y completarlos según la necesidad. Si no se hace, con el correr del tiempo se recordará cada vez menos y las notas que fueron tomadas podrán tornarse incomprensibles.

Importante: La toma de apuntes es un trabajo personal y es solamente útil para el que lo realiza.

El trabajo grupal

El trabajo grupal es un alternativa interesante que enriquece el trabajo individual , el intercambio de ideas y la obtención de mejores resultados debido a que al haber más de una cabeza pensando tenemos la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos, puntos de vistas e ideas.

Los resultados positivos aumentan en la medida el que el grupo se mantiene estable, el conocimiento entre los miembros hace cada vez más ágil el trabajo y permite que entre todos encuentren la mejor forma de organizarse.

Algunos aspectos para tener en cuenta cuando trabajes en equipo son:

1) Intercambiar ideas escuchando a todos los miembros del grupo hasta definir un proyecto de trabajo.

2) Organicen la tarea de acuerdo al tiempo:

Es conveniente armar un cronograma o plan de acción que señale los pasos a seguir para lograr finalizar el trabajo en le plazo indicado por el profesor. (Establecer un plazo anterior a la fecha de entrega permite manejar cómodamente cualquier imprevisto)

3) Distribuir actividades:

Dividan las tareas entre los miembros del grupo de acuerdo con sus aptitudes, fijando una reunión para la compaginación final. Elijan un lugar adecuado para el tipo de trabajo y un lapso flexible para realizarlo con tranquilidad.

El éxito del trabajo grupal descansa sobre todo en aceptar y cumplir las decisiones tomadas democráticamente.

Exposición oral

Quizás te suceda que luego de estudiar tengas cierta inseguridad frente a esta situación. Esto puede deberse a que te resulte difícil expresar con tus propias palabras tus conocimientos o a que la presencia del profesor te intimide y los nervios no te permitan recordar lo aprendido o expresarlo claramente.

¿Cómo prepararte para una exposición oral?

Pensá que el profesor es un ser humano igual que vos, cuya función es escucharte para evaluar tus

conocimientos y guiarte en el aprendizaje.

Tenete confianza, lo que te ayudará a estar tranquilo a ir al examen oral.

Quizá te resulte conveniente repetir mentalmente que sí has estudiado y sabés, podrás responder también en el momento que te lo pida el profesor.

Prepará un esquema con los contenidos principales y el ordenen que deberás exponerlos. Este esquema podés hacerlo en forma escrita durante el estudio o al finalizar el mismo, a modo de repaso. Pero después es conveniente que intentes recordarlos y no que dependas del papel escrito durante tu exposición.

En caso de estar exponiendo y no recordar algún contenido puede ayudarte el imaginarte a vos mismo estudiando, es decir trasladarte mentalmente a tu lugar de estudio tratando de localizar allí la respuesta. También, sobre todo si tenés buena memoria visual, recordá la página del libro, el resumen la síntesis, el esquema, etc. de donde hayas estudiado.

¿Cómo dar una clase especial?

Elegí tu técnica de estudio preferida.

Elaborá un esquema de exposición con los conocimientos adquiridos.

Si creés que no recordaras algo, elaborá un esquema de contenido en una cartulina con letras grandes y prolijas y exponela en le frente a modo de lámina. Ella no sólo te servirá de hilo conductor sino también guiará al auditorio.

Anuncia a tus oyentes el tema que desarrollarás.

Dirigite a todos los asistentes a la clase (y no únicamente al profesor) en voz alta, modulando con claridad, y un ritmo que permita a los oyentes comprender el tema que estás desarrollando.

Prestá atención al vocabulario que utilices y la incorporación de términos específicos o técnicos para que tu exposición resulte rica y a la vez accesible al auditorio.

Cerrá tu exposición con un discurso con una síntesis puntual de conceptos fundamentales.

¿Cómo mejorar la propia expresión?

Amplía tu vocabulario recurriendo al diccionario cuando desconocés el significado de alguna palabra o mediante la búsqueda de sinónimos. También puede ayudarte a enriquecer tu vocabulario de sinónimos. También puede ayudarte a enriquecer tu vocabulario recorrer deliberadamente una columna del diccionario en forma periódica. Aprenderás términos nuevos otras acepciones y aplicaciones de las que ya conocías, como así también familias de palabras.

Grabá tu propia exposición y luego escuchala con sentido crítico.

Por ejemplo:

1) Observá si repetís alguna palabra varias veces. De ser así, buscá sinónimos.

2) Prestá atención al uso de muletillas como “bueno” cada vez que se pasa a otro tema, o cuando no se recuerda bien como continuar; decir ¿no es cierto? al terminar una frase.

La presentación de informes

Un informe es un trabajo escrito en el que se sintetiza y resume un tema presentando la información sobre un determinado tema. Esto requiere una tarea de investigación a veces personal y otras veces grupal.

Un buen trabajo necesita una buena presentación. Todo lo que nosotros hacemos habla de nuestra persona y del respeto que tenemos hacia los demás. La claridad y la organización predisponen mejor al lector porque facilitan la comprensión.

¿Cómo presentarlo?

Convencionalmente los informes se presentan escritos en computadora, formato A4, 1,5 líneas y

letra Arial tamaño 11

Primera hoja: Portada con los datos personales (escuela, materia, profesor, tema investigado, alumno/os, curso, división, fecha de entrega)

Segunda hoja: Índice.

Tercera hoja: Introducción. Explicación breve del tema que se va a tratar, los motivos de la elección del mismo y la estructura del trabajo, en caso de investigación, los métodos empleados y las dificultades que pudieran haberse presentado al realizar el trabajo.

Cuarta hoja y siguientes: desarrollo del tema

Conclusión: Visión personal o grupal de los resultados obtenidos en la investigación y valoración de la actividad realizada.

Anexo: Se incluyen cuando hay necesidad de presentar gráficos, mapas, recortes periodísticos, datos estadísticos, etc. que ilustran el trabajo, aclarando siempre la fuente de la cual se han extraídos

Última hoja: bibliografía consultada.

Cuadro comparativo

Es aquel que consta de tantas columnas como elementos se quieran comparar. Cada columna se encabeza con el nombre del elemento y debajo de él se colocan sus características.


Temporalidad

Para llegar a aprender los hechos históricos necesitamos poder ubicarlos en el tiempo. Esto no sólo significa saber en qué día ocurrieron sino también comprender el espacio temporal que los separa entre sí y del presente. Seremos entonces capaces de conectarlos, comprendiendo sus relaciones en el tiempo: de continuidad o evolución y de sincronía.

Graficar la ubicación temporal de los hechos históricos puede resultarnos de una gran ayuda. Para ello utilizaremos.

Líneas del tiempo

Son aquellas líneas en las que se ubican los hechos de manera tal que la longitud de los segmentos resultantes sea proporcional al tiempo transcurrido. La línea que señala el transcurso del tiempo desde el pasado hacia el futuro se denomina diacrónica, y se dibuja en forma horizontal ubicando los hechos más antiguos a la izquierda. La línea que señala los hechos ocurridos simultáneamente se denomina sincrónica y se dibuja en forma vertical.

Crónica periodística

La crónica periodística es un texto informativo, que generalmente, presenta los hechos en el orden que ocurrieron, en forma cronológica. La persona que elabora la crónica, el cronista, no necesita dar la noticia porque supone que el lector ya la conoce, por lo menos en parte.

El cronista, además, presenta los hechos desde su punto de vista, es decir, en forma subjetiva: selecciona aquellos datos que considera más importantes y agrega sus impresiones.

Informa no es tarea fácil. Cuando un periodista escribe una noticia o una crónica, debe ofrecer datos exactos y claros sobre lo ocurrido. Estos datos pueden obtenerse seleccionando información mediante las llamadas seis preguntas básicas:

¿Qué pasó?

¿Quién lo hizo?

¿Dónde ocurrió?

¿Cuándo ocurrió?

¿Cómo ocurrió?

¿Por qué ocurrió?

Síntesis del aporte formulado para su utilización en el aula por el Licenciado Dante A. Anderson

No hay comentarios: