Páginas vistas en total

jueves, 14 de agosto de 2008

INFLUENCIA IDEOLOGICA EN LA CONFORMACION DEL MOVIMIENTO OBRERO INTERNACINAL

Influencia ideológica en la conformación del Movimiento Obrero Internacional

El presente trabajo no persigue el convertirse en un tratado profundo y totalmente científico sobre la TEORIA MARXISTA, sobre esto ya hay mucho escrito por grandes filósofos marxistas de conocimiento enciclopédico en el tema, algunos de los cuales no solo poseen ese conocimiento sino que han corroborado sus tesis y principios en la practica revolucionaria, en la praxis propiamente dicha. Solo se pretende el poder llegar a quienes dadas sus inquietudes de tipo intelectual, su conciencia social, su CONSECUENCIA entre el pensar y el obrar, su claridad en el papel que como ente social debe vivenciar en la sociedad, también a aquellos críticos de la cuestión social y en especial, (al decir de Freire) “A quienes se identifican y piensan como los harapientos del mundo”[1]

La sola mención del termino filosofía genera en quien la escucha una reacción adversa o de resistencia por cuanto se identifica el termino como una abstracción, como temas del pensamiento profundo (al cual no estamos acostumbrados), a mas de esto, para quienes han cursado el bachillerato y han visto Filosofía como una de las asignaturas obligatorias del pensum de educación básica secundaria, recuerdan de ella a quienes la dictaron; por norma general un ex sacerdote, un seminarista o en el mejor de los casos un laico pero de tendencia escolástica, los cuales en el desarrollo de su pedagogía exigían del alumno el aprenderse memoristicamente los planteamientos expuestos por los diferentes filósofos de la humanidad, sin adentrarse en el análisis de lo por ellos planteado. A mas de esto, y también por norma general, estos “educadores” se empecinaban en “tirar línea” (eufemismo este para identificar la imposición de su pensamiento) de tipo ideológico marcadamente idealista por su cosmovisión teológica.

Se menciona en el párrafo anterior la Filosofía, por cuanto y aun cuando el tema de este ensayo es la TEORIA MARXISTA, para comprenderla, para darle todo su valor gnoseológico, corresponde el inmergir o abrevar en las fuentes de la filosofía, pues no existe otra manera de entender, de apropiarnos o de aprehender y aprender la teoría.

JUSTIFICACIÓN

Muchos compañeros obreros, empleados, estudiantes y trabajadores de distintos sectores, no están acostumbrados a leer, porque consideran que es imposible aprender cosas nuevas o dar opiniones serias sobre la economía, la política, el arte o cualquier otro tema; inclusive, dentro del estamento estudiantil superior (Universitarios), estos se sienten (Y están) con marcadas deficiencias para opinar sobre estas materias.

Esta creencia no es solo producto del hecho de que el trabajo en la fabrica o en la oficina no deja tiempo para el estudio, y también el que muchos trabajadores tengan que haber abandonado la escuela para procurarse el sustento y el de su familia; y en el sector universitario la mediocre educación de donde han excluido las asignaturas de tipo axiológico o de las ciencias sociales. A mas de esto, la burguesía trata de convencernos de que el estudio es para una capa privilegiada, para profesores y doctores, y que el trabajador no tiene otra misión que la de dejarse explotar. A los burgueses no les interesa la educación del proletariado o del campesino en un sentido científico, pues corren el riesgo de que estos proletarios y campesinos sepan cual es la fuente de las fabulosas ganancias y la manera en que los capitalistas mantiene su dominio sobre millones de trabajadores urbanos y rurales. Esta es la razón única por la cual quieren que los explotados se mantengan en la más crasa y garrafal ignorancia.

LAS CLASES SOCIALES

En la actualidad, a la fecha, se ha hecho tan evidente, que no todos somos iguales, que hasta en los medios masivos de comunicación como la radio, la televisión y la gran prensa (APARATOS IDEOLÓGICOS DEL ESTADO), se habla permanentemente de las desigualdades sociales, sin embargo, también de manera regular escuchamos por estos mismos medios que el gobierno, cuando hay problemas económicos, hace llamamientos a “la buena voluntad de todos los colombianos”, recordemos expresiones presidenciales y ministeriales tales como: “Apretarse el cinturón” o “Épocas de sudor y sangre”, también escuchamos o leemos expresiones así: “Los colombianos por igual debemos dejar los odios y vivir en paz” o “Debemos buscar la reconciliación nacional, se hace imperioso el perdón y el olvido”. Los presidentes, y en especial este ultimo, el actual presidente Uribe se refiere a todos nosotros como “Compatriotas” y simultáneamente después de hablar de desigualdades existentes dice que lo fundamental de su política de gobierno es “asegurar la igualdad de oportunidad” prometiendo a todos durante su gobierno, un “sitio igualitario”. ¡Por favor¡

Los trabajadores en general (obreros y campesinos) somos cada vez más concientes de que NO TODOS SOMOS IGUALES EN LA SOCIEDAD, que hay profundas diferencias y desigualdades sociales. El problema que se nos plantea es: ¿Cómo hacemos para estudiar el carácter y naturaleza de tales desigualdades? ¿Qué peso específico tienen algunas en relación con otras? ¿Cuáles son aquellas que determinan las contradicciones fundamentales de la sociedad?

A guisa de ejemplo veamos: es cierto que existe una diferencia o desigualdad entre los hombres y las mujeres, por que estas (las mujeres) se encuentran en condiciones mas desventajosas que los hombres; pero este análisis de esa desigualdad nos arroja que es relativa, ES UNA DESIGUALDAD RELATIVA. ¿Por qué? Si se analiza con detenimiento, esta mas cerca una mujer que trabaja en confecciones a un hombre que trabaja en una mina, que esa misma mujer con otra mujer que sea dueña de una cadena de almacenes comerciales o que sea una gran accionista del sector financiero. también es cierto que existe una gran desigualdad entre Colombia y Estados Unidos o Inglaterra (Países estos últimos que son inminentemente capitalistas desarrollados y son Imperialistas), pero esta es una desigualdad relativa, pues un Ardila Lulle o Julio Mario Santodomingo, por mas colombianos que sean y se autodenominen así, se parecen mucho a los Ford o Rokefeller; también son muy parecidos, así sean oriundos de dos países con diferencias relativas, Colombia y Francia, los obreros de ambos países que trabajen en cada uno de ellos con la firma Renault.

Ahora bien, ya tenemos un método que nos facilitara el estudio de la sociedad: debemos partir siempre, para analizar la sociedad, de aquellas desigualdades que NO SEAN RELATIVAS SINO ABSOLUTAS: ¿Existen desigualdades absolutas? Si existen y son aquellas que dividen la sociedad de manera tajante, total en sectores OPUESTOS Y ANTAGÓNICOS; esta desigualdad esta determinada por la posesión o no de los grandes MEDIOS DE PRODUCCIÓN SOCIAL (Materias Primas, Maquinaria, Herramientas, Tierra y Capital), que divide drásticamente a la sociedad en grupos que se denominan CLASES SOCIALES. Por su carácter y naturaleza veremos que ellas determinan las contradicciones fundamentales y tienen un peso específico decisivo sobre todas las demás desigualdades.

La definición mas precisa y axiomática sobre las clases sociales la dio Lenin y es la siguiente: “Las clases son grandes grupos de hombres que se diferencias entre si por el lugar que ocupan en un sistema de producción históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran frente a los medios de producción (relaciones que las leyes fijan y consagran), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo y, por consiguiente, por el modo y la proporción en que perciben la parte de la riqueza social de que disponen. Las clases sociales son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse del trabajo del otro por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”[2] Inminentemente en este axioma Leninista, totalmente científico están combinados muchos conceptos, para una mejor comprensión se describirán a grosso modo las clases que hay en nuestra sociedad: La clase obrera o proletariado, así como también el campesinado pobre (propietario de predios menores a cinco hectáreas –minifundios-), la clase media o pequeña burguesía, contempla a los empleados y al campesinado propietario de mas de 5 hectáreas y menos de 50, así como también a los propietarios de PYMES, y a la burguesía.

Al representarla gráficamente, veremos una pirámide que, arriba, en la parte superior y ocupando un pequeño sector esta la burguesía, que es un sector minoritario pero poderoso, allí se encuentran los patronos o si también se prefiere los empresarios capitalistas y terratenientes.

En la base de la pirámide y ocupando una buena parte de la superficie, sosteniendo el resto, esta la clase obrera, el proletariado, el campesino pobre. Y en la mitad de la pirámide hecha un sándwich se encuentra la clase media o pequeña burguesía, esta última es la clase que por su posición al encontrarse en la mitad no desea bajar a la capa inmediatamente inferior y por el contrario tiene la expectativa de ascender a la clase inmediatamente superior.

Esta imagen de la pirámide la podemos aplicar también en cualquier fábrica como Bavaria, Coltejer, Coca-cola, God Year, Acerias Paz del Río, Cementos Diamante, Colceramica, Sidelpa, etc. Por ejemplo. Allí hay, en primer lugar, una inmensa cantidad de obreros, que son los que hacen mover las maquinas, y que solo pueden moverse de las maquinas para ir al baño, al finalizar la jornada terminan cansadísimos. Luego hay una serie de señores que caminan entre las maquinas y miran atentamente a los obreros que trabajan; son los capataces, jefes de personal o supervisores; son bastantes pero muchisimo menos que los obreros. Finalmente, están los dueños de la fábrica, a los que casi nadie conoce.

Algo similar se da en el sector rural, nuestro campesino colombiano en el mejor de los casos será propietario de un microfundio o un minifundio, sus herramientas serán únicamente el azadón y el machete, sus tierras son por lo general estériles por falta de rotación, le tocara vender su fuerza de trabajo a los latifundistas. Dado que de una u otra manera estos campesinos, por más pobres que sean son dueños o poseedores de propiedad privada (tierra) merecerá una explicación más precisa en razón a que las contradicciones que ellos tienen con el capital del latifundista o terrateniente tienen unas particularidades dignas de analizar.

La mayor parte de los patronos o burgueses actúan a través de sociedades anónimas, que les permiten a uno solo o a pocas familias manejar y controlar muchas empresas, sin que aparezcan directamente sus nombres. En el Valle del Cauca todos conocen a los Caicedo y a los LLoreda (los de las grasas y aceites vegetales), que controlan ingenios, fabricas, almacenes y bancos; en la costa Atlántica hay familias que poseen cinco y diez mil hectáreas de tierra con ganado, algodón, sorgo, arroz, son dueños de cadenas de almacenes, los Chard por ejemplo, lo mismo se encuentra en el llano. Estas familias controlan directa o indirectamente las empresas y organismos más importantes, privados o estatales; tienen diarios nacionales o regionales, algunas universidades y colegios de lujo, salen periódicamente al exterior de vacaciones, donde envían a estudiar a sus hijos. En Colombia ha sido demostrado que solo VEINTE (20) FAMILIAS tienen la mayor parte de la riqueza nacional.

¿Cuáles son entonces las características que hacen que un determinado grupo humano sea burgués? Lo fundamental es que son los dueños de las fabricas, de las maquinas, de la tierra, del tractor, de la combinada, del arado y de los productos agrícolas, del dinero necesario (incluyendo la renta) para las grandes inversiones y también de los bancos; en una palabra son los dueños de todos los medios para producir. Por esta razón, a las fábricas, maquinas y campos se les denomina MEDIOS DE PRODUCCION, así como al dinero y las instituciones que lo acaparan se les llama MEDIOS DE CAMBIO.

Si miramos con detenimiento la definición de Lenin, anteriormente mencionada podemos colegir que la clase burguesa es la dueña de LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN Y DE CAMBIO.

Ahora bien, ¿Qué es lo que distingue a los obreros? Los obreros no tienen medios de producción ni medios de cambio, los obreros NO SON DUEÑOS DE LAS MAQUINAS, FABRICAS, CAMPOS O BANCOS. Lo único que tienen los obreros es su FUERZA DE TRABAJO, la energía para trabajar, es lo único que pueden ofrecer.

Como los burgueses son los que tienen en sus manos los medios para producir, a los obreros no les queda más remedio que vender a los patrones SU ENERGÍA, su fuerza de trabajo, a cambio de lo cual obtienen UN SALARIO. El burgués le paga al obrero estrictamente lo que este necesita para mantenerse y reponer su agotamiento físico diario y para subalimentarse y subalimentar a sus hijos, que cuando el obrero llegue a viejo, lo reemplazaran trabajando para el burgués. Todo el resto de lo que produce el obrero (PLUSVALÍA), el burgués se lo guarda; este es el mecanismo de la explotación capitalista.

Volviendo nuevamente a la definición de Lenin, podemos decir que la clase obrera o proletaria es la dueña únicamente DE SU ENERGÍA para trabajar: como no es dueña de los medios de producción y de cambio, esta obligada a trabajar a órdenes de los burgueses, en términos más prácticos es EXPLOTADA POR LOS BURGUESES.

La separación de estos dos grupos humanos es ABSOLUTA, ANTAGÓNICA y también tiene un carácter absoluto y antagónico la desiguadad existente entre ellos. Ella domina todas las demás desigualdades y discriminaciones sociales, pues hay blancos que son obreros y blancos que son burgueses, así como hay mujeres que son obreras y mujeres que son capitalistas sin que por ello minimicemos la terribles discriminaciones e injusticias sociales, raciales, sexuales o religiosas que se presentan en la SOCIEDAD CAPITALISTA.

En la pirámide social, se muestra claramente un sector social muy numeroso, Intermedio entre la burguesía y el proletariado y el campesinado pobre: es la PEQUEÑA BURGUESÍA O “CLASE MEDIA”. Esta es una “clase” muy heterogénea, que como se anotaba anteriormente, en sus estratos superiores se encuentran cerca de los burgueses y en los estratos inferiores esta muy cerca del proletariado. Por ejemplo, un sector típico de la pequeña burguesía son algunos comerciantes, pero hay comerciantes que tienen un negocio que ellos mismos trabajan, y no emplean mano de obra asalariada, otro la emplean en muy pequeña cantidad, a estos no podemos igualarlos con los burgueses.

Ahora bien, enfocando el tema del campesinado, este es un SECTOR SOCIAL muy importante, pues son ellos los que trabajan la tierra. Como se mencionaba anteriormente existen campesinos que aun cuando son propietarios de tierra, a algunos de ellos les corresponde vender su FUERZA DE TRABAJO, son los campesinos pobres o semiproletarios que como es natural están muy cerca de la clase obrera. Otros tienen tierra pero no emplean mano de obra como los campesinos medios. Otros denominados CAMPESINOS RICOS, trabajan la tierra emplean mano de obra asalariada, explotando a los jornaleros, se asimilan mas a los terratenientes que son parte integral de la clase burguesa y capitalista; sin embargo, el campesino pobre y medio y sus distintos sectores no podemos asimilarlos a los terratenientes y capitalistas.

En las grandes y medianas ciudades y en general en todo el sector urbano, que en Colombia es casi el 70% de la población total, se encuentra otro tipo de pequeña burguesía, los funcionarios de las empresas e instituciones del Estado, los profesionales, los pequeños productores, los mandos intermedios de las empresas. Como se puede apreciar, en estos casos sus papeles sociales son bastante heterogéneos. Por norma regular, cuando nos referimos a los maestros, empleados bancarios o del sector servicios los denominamos pequeños burgueses; pero estos en la práctica son trabajadores asalariados y por ende, también son explotados.

Desde CARLOS MARX y FEDERICO ENGELS, que fueron los primeros grandes maestros y teóricos del proletariado, hasta nuestros días, se ha demostrado que las clases fundamentales de la sociedad son burgueses y proletarios. En el MANIFIESTO COMUNISTA, el documento se inicia con el titulo de “burgueses y proletarios” que engloba a todos los demás capítulos de tan inmortal obra. Fundamentalmente esas clases sociales son las clases en que esta dividido el capitalismo y hacen parte de la base social del mismo sistema.

LA PROPIEDAD PRIVADA

A nosotros nos parece apenas natural que hoy en día exista la propiedad privada de los medios de producción, nos parece natural el que unos pocos nazcan heredando enormes fabricas o diez mil o mas hectáreas de predios rurales, o un banco con miles de millones en activos, mientras que otros nacen teniendo solo lo necesario (y en ocasiones, en muchas ocasiones nada) para crecer y luego trabajar para los primeros. Pero si nos fijamos cuidadosamente, enseguida nos damos cuenta que las fabricas que heredan los hijos de los patronos fueron hechas y levantadas por otros obreros, que fueron explotados anteriormente.

Desde hace décadas, los patronos van heredando los medios de producción, con los que explotan a los obreros, ganan más dinero y lo invierten para comprar mas fabricas y maquinas con las que siguen explotando más obreros. Es así como los burgueses buscan perpetuarse como clase social.

Ahora bien, cabria entonces la pregunta: ¿Como comenzó esta cadena sin fin?

Si esta pregunta se la hacemos a un burgués o a un terrateniente, este nos responderá sin ningún asomo de duda que la heredo de sus antepasados, que eran personas muy cuidadosas, ahorrativas, que trabajaron muy duro, que gastaban absolutamente lo necesario y que poco a poco fueron acumulando esa riqueza. Sin embargo, a la luz del materialismo histórico podemos colegir que la verdadera historia no es tan tierna ni tan hermosa, por el contrario es totalmente distinta.

Se ha demostrado con toda la cientificidad del caso por investigadores serios y objetivos, que el capital se acumulo a través del comercio y mediante el saqueo, la piratería y la explotación. (Esto no tiene discusión, es así, ha sido así, y en la sociedad capitalista seguirá siendo así). Para la prueba vale la pena analizar a la luz de la hermenéutica lo acaecido en América, en los países africanos colonizados, en toda la extensión de Asia y Europa, analizarlo tomando como base de ese análisis el materialismo histórico, nos encontraremos entonces que fue a través del asesinato colectivo, de las matanzas (Lo mismo que ahora con el fenómeno paramilitar), la tortura y todo tipo de crueldades con las cuales un pequeño grupo humano termino poseyendo los principales medios de producción y de cambio. También ese grupo humano al detentar el poder, término imponiendo mediante leyes y decretos, la consagración jurídica de sus medios y todo lo que se conoce como propiedad privada.

En el caso colombiano, la Constitución Nacional de Colombia, dice textualmente: en su artículo 58. “Se garantiza la propiedad privada y los demás derechos adquiridos, con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores”. La herencia y perpetuación de la propiedad privada esta consagrada en el Código Civil y de Policía; no es extraño que los capitalistas se refieran a la propiedad privada como un DERECHO SAGRADO el cual están dispuestos a defender con su propia vida, quitándole la vida a los que nada poseen.

El problema fundamental de la explotación capitalista se puede enunciar así:: Los capitalistas y terratenientes están dispuestos a hacer todo tipo de concesiones parciales y coyunturales de acuerdo a las circunstancias; todas menos una: LA PROPIEDAD PRIVADA. Se puede lograr momentáneamente que el capitalista conceda por ejemplo un aumento salarial (por lo general peleado en Franca lid – con miles de argucias – como las recientemente utilizadas), se puede lograr transitoriamente mejor vivienda, educación y salud, inclusive puntos porcentuales de su utilidad (*) pero el capitalista jamás entregara la PROPIEDAD PRIVADA de los medios de producción.

Lenin estableció categóricamente esta cuestión fundamental cuando en una de sus proclamas acoto textualmente: “Es evidente que para suprimir las clases no basta derrocar a los explotadores, a los terratenientes y capitalistas, no basta con suprimir sus derechos de propiedad, sino que es imprescindible suprimir toda propiedad privada sobre los medios de producción”

Al eliminar la propiedad privada de los medios de producción así como su derecho a heredarlos, se elimina la posibilidad de que existan clases, de que existan explotadores y explotados. El socialismo es el régimen social que no acepta bajo ninguna circunstancia la propiedad privada sobre los medios de producción, el socialismo es el régimen social en que existe la propiedad colectiva de los medios de producción, o sea, el sistema en el que las fabricas, maquinas, materias primas, la tierra, y los medios de cambio, los bancos y el dinero como tal, están en manos de los trabajadores.

Los aparatos ideológicos del Estado (entiéndase, los medios de difusión capitalista) dicen que los socialistas son enemigos de la propiedad privada, de las casas, de la ropa, de el carro y demás objetos personales. Esto es una calumnia malintencionada y propaganda tendenciosa, en el socialismo se esta contra la propiedad privada de los medios de producción y por su propiedad colectiva para los trabajadores.

LA LUCHA DE CLASES

La lucha de clases como su nombre lo indica, es una lucha, un enfrentamiento que se da en la sociedad debido a que la sociedad esta dividida en clases. Esta lucha es invevitable, será inexorable el que se de. Esta lucha es objetiva, en cuanto que hay una clase que es dueña de los medios de producción y explota a los obreros. Una clase es explotada y la otra es la explotadora.

Así las cosas, son dos clases antagónicas, enfrentadas. Los obreros luchan contra la explotación, contra los burgueses, los burgueses luchan por continuar la explotación de los obreros.

La lucha entre la clase obrera y la burguesía es una lucha absoluta, antagónica; no obstante, en la sociedad existen otras desigualdades (aparentemente relativas), diferencias, discriminaciones e injusticias sociales. En torno a la lucha fundamental, se presenta el conjunto de la LUCHA DE CLASES: Dominados contra dominantes; oprimidos contra opresores; explotados contra explotadores. Los campesinos luchan contra los terratenientes, las mujeres luchan por sus derechos, los indígenas luchan por que se les reconozca como una minoría nacional; los negros luchan contra la discriminación; todo el conjunto de estas luchas refleja, de una u otra forma, la intensa lucha de clases que ineluctablemente se da en el capitalismo.

Ahora bien, la lucha de clases asume de acuerdo a las condiciones y circunstancias formas múltiples, combinadas, complejas y variadas. Unas veces, es una huelga por el aumento salarial, otras un movimiento de masas contra la carestía o por la libertad de presos políticos, otras son invasiones a predios urbanos, otras invasiones a predios rurales, también existen casos de levantamiento general de los obreros (Paros cívicos nacionales); también hay combinaciones concretas y múltiples de este tipo de luchas democráticas o antiimperialistas, también existe el movimiento guerrillero, este movimiento lucha por el cambio social, este movimiento es por regla general el brazo armado de partidos de izquierda, de partidos que propugnan por una sociedad mas justa y equitativa, este movimiento guerrillero es el pueblo en armas, es la vanguardia de la revolución, de la transformación social. Todas ellas son formas de la lucha de clases y reflejan en ultimas el enfrentamiento fundamental de la clase obrera contra la burguesía.

También es digno de anotar lo siguiente: En esa compleja lucha, la pequeña burguesía ocupa una posición vacilante. Algunos sectores se colocan del lado de la burguesía y otros se unen a los trabajadores. Cuando hay una crisis muy grande y la clase obrera se enfrenta con fuerza, unidad, disciplina y con gran coraje, grandes sectores de la pequeña burguesía, antes vacilante, se ponen del lado del proletariado y son arrastrados por su lucha, eso es una ley histórica que en determinados momentos y acorde con las circunstancia se convierte en decisiva. León Trotsky, (Un revolucionario ruso de la época de Lenin) decía: “Para que la crisis social desemboque en revolución proletaria, es necesario, entre otras condiciones, que haya un vuelco decisivo de las clases pequeñoburguesas en dirección del proletariado”

Esta ley también tiene una formulación inversa: si el proletariado es derrotado en su lucha, dividido y desorganizado, la pequeña burguesía oscila a la derecha, del lado de la burguesía.

LA CONCIENCIA DE CLASE

Entre los capitalista no es muy dable la solidaridad, por el contrario, si uno de ellos “se quiebra” los demás lo excluyen de su circulo social, eso no existe en el proletariado donde la “solidaridad” es evidente. Pero si hipotéticamente un capitalista se encuentra atravesando una situación crítica y otros capitalistas le colaboran para sacarlo del aprieto financiero que esta viviendo, por lo general tipificamos eso como que los demás capitalistas “respondieron a sus intereses de clase”. así también, si en una fabrica de la Costa Atlántica, los obreros entran en huelga, no es de extrañar que los obreros de otras regiones apoyen y se solidaricen con los obreros en huelga, eso se tipifica a su vez como que defienden: “los mismos intereses de clase”

Si un obrero, o un empleado de cualquier status, pero empleado en fin (*) ve que obrero o empleado es perseguido por el patrón y lo defiende, eso es asumir una “posición de clase”. También podríamos anotar otros términos relacionados o que tienen concomitancia con este caso tratado, verbigracia: “Solidaridad de clase”, “Conciencia de clase”, e inclusive: “odio de clase.”

Los términos arriba mencionados (entre comillas y con cursiva) parecen tomados de la psicología o sea, de la conducta del individuo, tienen algo en común; se aplican a un colectivo, a la conducta o comportamiento que asumen como miembros colectivos humanos de las clases sociales.

La ciencia moderna acepta que en el individuo existe el instinto, la conciencia, el odio, etc., sin embargo la burguesía y sus voceros rehúsan extenderlos a las clases, negándose a utilizarlo en su vocabulario usual, no aceptan el que “eso” pase al colectivo, lo aceptan únicamente en el individuo. Lo curioso del caso, es que hay millones y millones de obreros que hace decenas y decenas de años utilizan este vocabulario y lo siguen utilizando en su lenguaje diario.

Pero no han sido solo los obreros los que han utilizado y utilizan estos términos, los mas grandes teóricos del movimiento obrero, los estudiosos e investigadores del marxismo, los han convertido en conceptos fundamentales de la doctrina revolucionaria del proletariado, se han elevado a la categoría de conceptos científicos que la realidad ha confirmado hasta la saciedad.

En pocas palabras la CONCIENCIA DE CLASE, como su nombre lo indica, es la actividad conciente del obrero contra el capitalista, por suprimir la explotación capitalista y eliminar la sociedad de clases. Cuando se lucha espontáneamente, allí hay un embrión de conciencia. Esta conciencia embrionaria se va elevando más y más hasta que logra niveles y grados superiores, tanto en el individuo como en sectores y franjas de la clase obrera, mediante la lucha, la experiencia, EL ESTUDIO, y la EDUCACION y ORGANIZACIÓN colectiva.

Lo que se afirma para la clase obrera también se puede afirmar para la burguesía, o sea, para el bando contrario. Cuando un burgués se reúne con otros para planificar la derrota de una huelga, actúa concientemente, tiene conciencia de clase, conciencia contrarrevolucionaria.

EL ESTADO

Si nosotros le preguntáramos a una persona del común denominador, un empleado, un obrero, un campesino medianamente instruido: ¿Qué es el Estado? El nos respondería mas o menos así: “El estado es una institución que vela por el interés general de los ciudadanos, para proteger el país y a la nación” ¿Cierto? Ahora bien, analicemos esto: Si hay una gran huelga el gobierno da una orden a los militares y los soldados rodean las carpas de los trabajadores huelguistas y en la mayoría de las veces, atacan a estos trabajadores, destruyen sus cosas y tratan de romper por la fuerza la unión entre ellos. También vemos que el ejército reprime a los campesinos que hacen recuperaciones de tierra, destruyen sus cambuches y los sacan de allí a la fuerza, muchas veces asesinando a sangre fría a los recuperadores de tierra. El parlamento, otra de las instituciones del Estado, siempre decreta leyes laborales desfavorables a los trabajadores. El poder judicial ante un conflicto obrero patronal, juzga a favor de los patronos. Esto genera la sospecha de que el Estado no es una institución al servicio de todos sino al servicio de una clase, la clase opresora, los patronos.

En general las personas creen que el Estado vela por todos, porque los burgueses, industriales, sector financiero, empresas comerciales grandes, y los latifundistas, se cuidan mucho de que la mayoría de las personas comprendan que el Estado esta al servicio de muy pocos. Desde la mas tierna infancia, en la escuela, se inculca la idea de que el Estado esta por encima de los intereses particulares; la iglesia, los parlamentarios, los jueces, los militares y el mismo gobierno aceptan que hay dirigentes buenos y otros malos (Caso concreto el de la parapolitica que estamos viviendo en la actualidad), que los militares comenten excesos (Que solo se quedan en investigaciones exhaustivas), y que los jueces cometen injusticias. Pero todos coinciden en señalar que el Estado no es ni bueno ni malo, que es imparcial pues puede servir tanto a unos como a otros. Pero en la praxis, en la práctica social, vemos que esa neutralidad del Estado es una mentira total, una falacia aberrante, que no resiste el menor análisis dialéctico, o formal, tampoco resiste ni la menor comprobación histórica o practica.

CARÁCTER DEL ESTADO

El primer estudio científico sobre el carácter del Estado, fue realizado por Carlos Marx y Federico Engels, desde finales del siglo IXX. En un libro de Engels, llamado “El origen de la familia la propiedad privada y el Estado” establece con gran profundidad y claridad meridiana, las ideas centrales sobre esta materia. Del capitulo final “Barbarie y Civilización” se extraen las siguientes conclusiones textuales:

  1. “El Estado no es de ninguna modo un poder exteriormente impuesto a la sociedad. Es mas bien un producto de la sociedad cuando llega a un grado de desarrollo determinado, es la confesión de que esa sociedad se pone en irremediable contradicción consigo misma, y esta dividida por profundos antagonismos irreconciliables que es impotente para conjugar…”
  2. Hizose necesaria una fuerza publica policíaca… y no solo consiste en hombres con armas, sino también en accesorios materiales, prisiones y tribunales de justicia de todas especies… Dueños de la fuerza publica y del derecho de recaudar impuestos, ya tenemos a los funcionarios, mandatarios de la sociedad sobrepuestos a ella”
  3. “Es el Estado una fuerza de la clase mas poderosa, de la que impera económicamente, y que por medio del Estado se hace también clase preponderante desde el punto de vista político y crea de ese modo nuevos medios de postergar y explotar a la clase oprimida”.

Como se ve claramente, las investigaciones realizadas por los grandes teóricos del proletariado, producto del estudio de mas de tres mil años de desarrollo social, nos permiten colegir y responder mas claramente a la pregunta ¿Qué es el Estado? Así las cosas, podemos inferir que el Estado es el aparato con el cual una clase ejerce su dominación sobre otra clase. No existe neutralidad del Estado, ni cosa parecida. El Estado es instrumento de una clase determinada, para dominar, controlar, sojuzgar, y oprimir a otra clase determinada, Tal es el carácter de la institución estatal.

ORIGEN Y PERFECCIONAMIENTO DEL APARATO DE ESTADO.

Como lo vimos, cuando se explico lo de las clases sociales. Al aparecer ellas se constituyen y la sociedad internamente se comienza a desgarrar por los conflictos sociales, la clase que va dominando va construyendo el aparato del Estado para mantener el dominio sobre la clase explotada. Cuando la sociedad antigua estaba dividida entre esclavos y esclavistas, había un Estado, El Estado esclavista. Los dueños de esclavos, si no hubieran tenido un aparato represivo a su servicio, hubieran sucumbido rápidamente. Para eso necesitaban del Estado, para ejercer una verdadera dictadura de clase. Aunque formalmente, como entre los romanos se llamara una Republica, ahora todos sabemos que tanto en la Roma como en la Grecia antigua, la Republica, era una Republica de esclavistas que dominaban a los esclavos.

Vladimir Ilich (LENIN) En un libro llamado “Acerca del Estado”, decía textualmente: “Cuando aparece un grupo especial de hombres que no se ocupa de otra cosa que de gobernar y que para hacerlo necesita de un aparato especial de coerción, de sometimiento de la voluntad ajena a la violencia – cárceles, destacamentos especiales, ejercito, etc. Es cuando aparece el Estado”

Durante el esclavismo, ese “grupo especial de hombres” de que habla Lenin, ya había aparecido y atendía profesionalmente a la institución estatal. Cuando el estado esclavista desaparece, muchas de sus instituciones quedan intactas, de modo que el nuevo estado que surge será aun más perfeccionado, como maquina de dominación de clase.

Al régimen esclavista siguió otro en la historia, el feudalismo. En la inmensa mayoría de sociedades, el esclavismo se convirtió en servidumbre. Las nuevas sociedades denominadas feudales tenían una división fundamental desde el punto de vista de clase: Terratenientes y campesinos siervos de la gleba. El estado feudal era el aparato (obviamente mas perfeccionado que el estado esclavista) con que los terratenientes (Señores Feudales) dominaron a los campesinos, siervos de la gleba. El estado feudal es el instrumento con el cual los señores feudales ejercen una dictadura de clase contra el campesino siervo.

De la sociedad feudal, a medida que se desarrollo el comercio, surgió una clase nueva, la clase de los capitalistas; una gran parte de los campesinos y siervos se fue transformando en clase proletaria. La nueva sociedad, la sociedad burguesa, después que demolió revolucionariamente a la sociedad feudal, perfecciono el aparato de estado, el estado burgués, infinitamente, supremamente mas poderoso y sofisticado que todos los estados anteriores. Estos son los estados que hay ahora en todas las sociedades capitalistas del mundo actual a través de las cuales se ejerce la dictadura de la burguesía sobre el proletariado.

EL ESTADO BURGUÉS

El estado burgués, que también es llamado el estado capitalista, es el aparato con el cual la burguesía mantiene su dominación sobre el proletariado y el campesinado así como también con los demás sectores oprimidos y explotados. Sin ese estado, la burguesía rápidamente sucumbiría. Y como la lucha de clases es cada vez más aguda, el estado burgués es una maquinaria mucho mas perfeccionada que los estados anteriores, eso buscando la defensa de la propiedad privada.

Ahora bien, en la sociedad burguesa, nadie posee “esclavos”, ante el estado burgués todos aparecen como “hombres libres” y ya que todos los hombres son “libres” todos pueden elegir y ser elegidos con iguales “derechos” para deliberar sobre lo que mas conviene a “todos”. Por eso, el estado burgués bajo el régimen democrático tiene una institución que se llama el parlamento. Además para impartir la justicia están los jueces que juzgan a los demás hombres según dicte su “conciencia”. Y como hay que gobernar a la sociedad con ese estado, también se escoge un gobierno, que mantiene una independencia del parlamento y del poder judicial.

Como se ve, esto es una farsa y una comedia , pues si la sociedad esta dividida entre los que lo tienen todo y los que nada tienen, ¿Qué quiere decir que el Estado garantiza a todos su propiedad? La conclusión es axiomática: se la garantiza a los que tiene la propiedad, o sea a los capitalistas. El capitalista es “libre” para explotar a los obreros en su fabrica. El obrero es “libre” de trabajar en esa o en otra fabrica para que lo exploten. Es natural entonces que si hay que hacer leyes, los capitalistas se las hayan arreglado para perfeccionar un parlamento, que es la institución donde salen las leyes, contra los obreros, compuestas por legisladores de los capitalistas. De la misma forma, la burguesía cuenta con un intrinsicadisimo aparato judicial, donde los jueces siempre defienden a los empresarios y se inclinan en sus desiciones contra los proletarios. Hay otras instituciones burguesas, muy eficientes, como la fiscalia, las cortes, la iglesia, el aparato educativo y los medios de comunicación, la prensa, la radio, la Televisión. (Aparatos ideológicos del estado)

La columna vertebral del Estado burgués es el ejército o las fuerzas armadas. Esta es una institución muy poderosa, compuesta por miles de hombres especializados en represión. Tienen armas sofisticadas, ramas especiales como la marina o la aviación, la policía y las oficinas o agencias de inteligencia secreta (DAS; F2, B2 entre otras) Sin el ejercito, el estado burgués es un “cascaron vacío” que dejaría a la burguesía indefensa ante el empuje de la lucha proletaria y campesina.

EL RÉGIMEN POLÍTICO

El régimen político es la forma concreta con la cual una clase ejerce su dictadura sobre otra clase. En la antigüedad, cuando los esclavos no eran considerados seres humanos, no tenían derecho ni a la vida, eran como objetos de propiedad de otros hombres , hubo periodos en que se instauro la monarquía y luego una republica; pero la monarquía era una monarquía esclavista (como se dijo anteriormente) y la republica era una republica esclavista. En la republica esclavista había dos organizaciones internas diferentes: Las republicas aristocráticas y las republicas democráticas. En las republicas aristocráticas participaban solo un numero reducido de privilegiados, en las democráticas habían elecciones con derechos para todos los esclavistas, menos para los esclavos. Como se puede colegir, el régimen político, o sea la monarquía, la republica aristocrática o la republica democrática, eran diversos , en uno u otro caso, pero la ESENCIA era la misma: Dictadura de los esclavistas sobre los esclavos.

También en la sociedad feudal hubo monarquía y republicas. En la monarquía el poder lo ejercía una sola persona, en la republica participaba la sociedad señorial, pero no los siervos. Nuevamente, vemos diversidad de formas políticas, pero en ESENCIA: la dictadura de los señores feudales sobre los siervos de la gleba

A medida que la sociedad se fue transformando, la dominación de clase requirió de mecanismos más complejos y combinados. Tal es el caso de términos como monarquía absoluta, monarquía constitucional, democracia parlamentaria, el frente popular, el fascismo. Todos estos son diferentes regimenes políticos bajo un mismo tipo de Estado, que es el Estado burgués.

LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA MUNDIAL

¿QUÉ ES UNA REVOLUCIÓN?

La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la lucha de clases

“Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oprimidos se enfrentaron siempre y mantuvieron una lucha constante, veladas unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la transformación REVOLUCIONARIA de toda la sociedad o el hundimiento y la derrota de las clases en pugna” (Manifiesto Comunista. Carlos Marx, Federico Engels)

En todas las sociedades divididas en clases, las clases explotadas y oprimidas han luchado contra las explotadoras. En el esclavismo, los esclavos lucharon contra los esclavistas, por ejemplo los levantamientos dirigidos por ESPARTACO contra el imperio esclavista romano. En el feudalismo, los siervos luchaban contra los señores feudales y la aristocracia terrateniente y la nobleza que los oprimían. Y esta sociedad feudal se derrumbo por la acción revolucionaria de la nueva clase de los burgueses que acaudillaron a las masas plebeyas, a siervos, campesinos y artesanos contra el régimen de los señores feudales.

La naciente burguesía, dirigió una de las más grandes revoluciones de la humanidad, la Revolución Francesa de 1.789. ¿Por que decimos que fue una revolución? Por que una nueva clase, la burguesa, dirigió la liquidación total de la vieja sociedad feudal y dio origen a un estado y una sociedad nueva: El capitalismo.

Se puede entonces inferir que una revolución es la transformaron de la sociedad por la lucha de las clases explotadas y oprimidas contra los explotadores.

Ahora bien, una vez que la burguesía triunfo sobre la aristocracia y constituyo su estado, se propuso desarrollar el capitalismo, a nivel de cada país y en todos los países del mundo. Con ese desarrollo surgió, creció y se fortaleció una nueva clase, el PROLETARIADO, explotada y oprimida por los capitalistas. Y como en toda sociedad, el proletariado inicio una lucha contra la nueva clase explotadora. Ya la burguesía en el poder, a medida que crecía su capacidad de poder político y económico y también en la medida en que se incrementaban sus ganancias, cada vez abandonaba su pasado revolucionario y se constituía en una clase reaccionaria. Y se puede colegir que esto obedecía a que ya no estaba interesada (como clase) en transformar revolucionariamente la sociedad, sino en mantener y desarrollar el capitalismo, como sociedad de explotación a la clase obrera. Y esa lucha del proletariado en el siglo XIX, llevo a que en Francia se tomaran el poder e instauraran una republica obrera, que conocemos con el nombre de la Comuna de Paris de 1.871

Esa Comuna de Paris, fue sangrientamente masacrada por las fuerzas burguesas de Francia, ayudadas por los ejércitos de los terratenientes alemanes. Así las cosas, la vieja burguesía francesa que había dirigido la revolución de 1.871 demostraba su carácter reaccionario frente a la comuna de Paris.

Para situarnos en un contexto más americano podemos citar como ejemplo el caso norteamericano. De 1.775 a 1.789 John Hancock, el primer firmante de la declaración de la independencia, (de los ingleses) era uno de los comerciantes más ricos de Boston. George Washington, agricultor, especulador de tierras y dueño de esclavos, era el hombre mas rico de la colonias norteamericanas (Casualmente después de la independencia fue el primer presidente de los Estados Unidos). Sin embargo ellos dirigieron la insurrección contra los ingleses.

Y ahora… En el contexto Colombiano, en la revolución de los comuneros (El Socorro - Santander), en 1.781 cuando ya la sublevación había prendido y habían mas de 20.000 campesinos armados que deseaban tomarse la capital y derrocar al Virrey de España, apareció Francisco Berbeo, un comerciante y terrateniente del Socorro, que se hizo nombrar capitán de las huestes revolucionarias comuneras y fue el quien traiciono el movimiento revolucionario al firmar las capitulaciones en Zipaquirá.

Imaginémonos entonces a los grandes millonarios gringos o colombianos, ellos, sus familias millonarias y los gobiernos que controlan, solo pueden financiar empresas imperialistas y actividades dirigidas contra el bienestar de los pueblos de su país y del extranjero. Los ejemplos mencionados anteriormente nos ilustran sobre el contraste que marca la diferencia entre la burguesía revolucionaria de ayer y los capitalistas contrarevolucionarios y reaccionarios de hoy.

A comienzos del siglo XX, los capitalistas en su afán de dominar el mundo y conquistar las economías de los países atrasados y dependientes, se lanzan a una guerra mundial, la conocida como la primera guerra mundial (1.914 – 1.918) que costo millones de muertos a la humanidad… Era ya la época del Imperialismo.

A diferencia de la revolución francesa, la época de la burguesía revolucionaria, el imperialismo es la época de la burguesía reaccionaria. Ya no se dirige las revoluciones sino las contrarrevoluciones. Precisamente, en medio de esa primera guerra mundial, el proletariado ruso hace triunfar la primera revolución proletaria (1.917)

En Octubre de 1.917, el proletariado ruso, con el apoyo de los campesinos y soldados, destruyo el estado de la burguesía y construyo su propio Estado: LA DICTADURA DEL PROLETARIADO, expropiando la propiedad privada de los capitalistas SOBRE los medios de producción. A esta revolución la denominamos, LA REVOLUCION SOCIALISTA.

La clase dirigente y fuerza principal: El proletariado. Su enemigo: La burguesía imperialista y los capitalistas y terratenientes nacionales. Sus objetivos: La destrucción del Estado burgués y la expropiación de la burguesía.

EL PROLETARIADO NO TIENE NADA QUE PERDER, TODO QUE GANAR

En el epígrafe del “MANIFIESTO COMUNISTA”, en la mayoría de sus ediciones hay una frase de Carlos Marx, que reza textualmente:

“Proletarios de todos los países, ¡Uníos¡, que para perder únicamente tenéis vuestras cadenas” (¡Y eso es cierto¡)

¿Quienes hacen las revoluciones? Los libros de historia de la burguesía siempre dicen que las revoluciones las hacen los “grandes personajes”, individuos dotados por la naturaleza para hacer los cambios sociales. Otras teorías señalan que las revoluciones las hacen los partidos políticos. Inclusive hay quienes sostienen que la revolución socialista la hace únicamente el campesinado o la pequeña burguesía (Sobre este tema hay todo un atomisismo de concepciones y según la conceptualización que se haga sobre la caracterización de la sociedad, es que se supone se dará tal o cual revolución). Ahora bien, el marxismo afirma, que las revoluciones las hacen las clases sociales, en su lucha permanente de explotados contra explotadores y que la revolución socialista la hace y dirige la clase obrera.

En otro de los apartes del MANIFIESTO COMUNISTA dice textualmente: “De todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía, solo el proletariado es una clase verdaderamente revolucionaria. Las demás clases se van degenerando y desaparecen con el desarrollo de la gran industria; el proletariado en cambio, es su producto mas peculiar”

En la entrega “EL ABC DEL MARXISMO I”, en su ultima pagina, se dibujo una pirámide, que era la PIRAMIDE SOCIAL, en esa pirámide tiene por base, el proletariado. Recordando lo visto en esa entrega decíamos, que el proletario solo tiene su fuerza de trabajo que se ve obligado a vender por un salario para subsistir y nada más. De tal manera que en la lucha contra la explotación, el proletario no tiene nada que perder y si tiene mucho por ganar.

Es por eso, que es la única clase revolucionaria y consecuente contra la propiedad privada. Un campesino, por pobre que sea, así solo tenga una pequeña parcela en Caracoli Hueco, es su parcela, es su tierra, el ama su tierra, la siente suya, tiene algo, y ese algo es la tierra, es difícil que ese campesino arraigado como esta a su terruño, así solo produzca aguacates jutos, por la escasa o nula rotación de su tierra piense en dejarla y en que se la socialicen.

El proletariado es la clase social que domina el funcionamiento de toda sociedad. Cuando hay una huelga general obrera se paraliza todo, la industria, el comercio, la banca, la minería y la agricultura, las oficinas públicas, etc. Sin el proletariado nada se produce, nada funciona, es el proletariado quien domina todos los resortes de la vida económica y social del país, a escala nacional e internacional.

Pero… por supuesto que el proletariado industrial necesita del apoyo y de la lucha directa de los demás sectores oprimidos y explotados por el capitalismo, de los campesinos, de los semiproletarios, de los vendedores ambulantes, de los asalariados urbanos y rurales, de los trabajadores estatales, maestros de los sectores medios de las ciudades y de las amplias capas de jóvenes, hombres y mujeres que padecen del desempleo, del hambre, de las condiciones de vida en la miseria. A estos sectores hay que arrancarlos de la influencia de los partidos burgueses, apoyarlos en sus propias luchas cotidianas y llevar a la lucha revolucionaria a los más combativos y a quienes por sus condiciones de explotación y opresión están muy cerca del proletariado. Y así como ha pasado en todas las revoluciones de este siglo, el proletariado en los momentos de crisis revolucionarias y de agudización de las contradicciones con la burguesía también se ganara a amplios sectores de las tropas de los ejércitos burgueses, que en su casi totalidad son campesinos y trabajadores, o hijos de familias proletarias que se pasaran con sus armas al lado de los obreros, a las barricadas en los barrios y en la fabricas

EL IMPERIALISMO

Por lo general cuando escuchamos la palabra “imperio”, o cualquiera de sus derivados a nosotros se nos viene a la cabeza la época de la Roma antigua, o de Egipto y sus faraones, quizás se nos venga a la cabeza un imperio mas reciente, como el imperio Español que colonizó buena parte de nuestro continente, o también, el imperio británico que colonizo a Norteamérica. Así podríamos hacer una larga lista de “imperios” o “imperialismos” en casi todos los lugares del mundo y en casi todas las épocas de la historia de la humanidad.

Así las cosas, si se llegare a preguntar por el problema del imperialismo, muy seguramente nos respondan que este es un problema del pasado, “de la época de las colonias”; que ahora la mayoría (sino todos) de los países son independientes y que casos como el de las Malvinas (Unas islas casi llegando al polo sur, en la Argentina, que son colonias inglesas y por las que hubo una guerra en 1.982) o el de Puerto Rico, son solo excepciones a la regla moderna, a lo sumo, rezagos de un orden colonial antiguo.

Pues bien, en esta entrega vamos a dedicarnos a este delicado tema del imperialismo, no nos referiremos a ningún fenómeno antiguo, pasado o lejano, Por el contrario nos referiremos a un fenómeno moderno, actual y de primera importancia. Económica y política, que engloba al mundo entero y que constituye la forma mas oprobiosa de dominación, explotación, robo, pillaje, y saqueo que jamás haya conocido la humanidad; forma de dominación que, de no ser destruida, se encargara ella misma de llevar a la destrucción a la humanidad entera.

EL CAPITALISMO DE ANTES Y EL CAPITALISMO DE AHORA

Quien hizo una definición mas precisa del imperialismo fue, sin lugar a dudas, Lenin, en el preciso titulo de su obra sobre el tema: “El imperialismo, fase superior del capitalismo”, Veamos que quiere decir esto.

Cuando el capitalismo surgió, hace varios siglos, significo un progreso muy grande para la humanidad. La burguesía naciente era una clase revolucionaria que se enfrentaba al viejo orden feudal, un orden económico muy ligado al campo, apegado a la tierra, basado en unas relaciones de servidumbre hacia los señores feudales, atrasado y oscurantista, que no dejaba desarrollar la economía y por ende impedía el progreso del ser humano.

Al triunfar la burguesía y llegar al poder (después del triunfo de la revolución francesa en 1.789), se abrió definitivamente paso a un nuevo orden económico, basado en la libertad de los que antes eran siervos. (Libertad de dejarse contratar en fabricas de los burgueses, cosa que no podían hacer cuando eran siervos, en el feudo), en la competencia entre los diferentes empresarios, en la libertad de empresa, y en la propiedad privada sobre los medios de producción (las fabricas etc.). Era, desde sus comienzos un sistema económico de explotación, donde la burguesía tomaba las riendas del estado para dominar y explotar a la clase obrera.

Sin embargo, comparado con el viejo orden feudal, permitió un gran desarrollo de la humanidad. A partir de la revolución industrial, la humanidad conoció un gran desarrollo de sus fuerzas productivas, un gran desarrollo de la ciencia y de la técnica, muchos y muy importantes descubrimientos que hicieron que en pocos siglos, el género humano progresara muchísimo más que en todo el resto de su existencia.

Pero las cosas no se quedaron allí, el capitalismo evoluciono y cada vez mas sus garras fueron apareciendo. El libre mercado y la libre competencia que le daban una fachada color rosa al capitalismo desaparecieron.

El capital industrial se fue concentrando cada vez en menos manos. El capital de los bancos que siempre había sido un simple intermediario para los negocios de la burguesía, se alió directamente con estos sectores poderosos del capital industrial, empezaron a prestarse entre si, a financiar solo las empresas que a uno y otro le convenían, empezaron a imponerle condiciones a otras empresas, a controlarlas. Las empresas medianas y pequeñas se veían ante el dilema de: O directamente desaparecían al quebrar por esta competencia totalmente desigual, o se integraba a los nacientes grupos poderosos, Así empezaron a surgir compañías como la Good Year, la General Motor, la Fiat, etc., etc. todas conocidas en nuestro país, cuyas ventas, por ejemplo, fácilmente superaban, en cantidad, todas las exportaciones de muchísimos países atrasados del mundo. Monstruos poderosísimos que controlaban a centenares o miles de empresas, que imponían sus condiciones y que extendían sus tentáculos mucho mas allá de las fronteras del país en el cual tuvieron origen, hasta los lugares mas apartados de la tierra.

En pocas palabras, surgió el capital financiero y la competencia se convirtió en monopolio. El capitalismo se hizo definitivamente un sistema mundial y esos poderosos capitales empezaron a exportarse, a recorrer el mundo como quien exporta un carro o cualquier otro bien, a exportar obreros de otros países, a imponer pactos económicos, políticos y militares que lesionan la soberanía de esos países (Caso concreto “El Plan Colombia”, “El TLC”, “La extradición”, Etc.

Hasta el rincón mas atrasado de la tierra se ha visto abrazado por los tentáculos de estos nuevos colonizadores. Si se produce un alfiler en Tanzania (África), y se quiere vender, tiene que ceñirse a las leyes del imperialismo. Si en nuestro país se necesita un acueducto para tal ciudad y el dinero para hacerlo lo presta un banco imperialista, este impone las condiciones de cómo se hace el acueducto, a que empresa (imperialista por supuesto) hay que contratar para que haga la construcción, a que lugares de la ciudad llegara el servicio, a que precios se vende el servicio, etc. Así funciona el imperialismo. Ejemplos hay por montones, veamos uno de nuestro entorno en aras de contextualizar más este tema. El carbón del Cerrejón es un caso patético. Resulta que el mundo necesita combustibles y el carbón es un combustible muy bueno; en Colombia hay mucho carbón, particularmente en la Guajira, allí esta la mina del Cerrejón, que es la mina de carbón mas grande a cielo abierto del mundo, carbón que esta en suelo colombiano y que seria muy bueno explotar. Sin embargo quien lo descubrió, fue casualmente una compañía gringa, quien construyo la planta fue una compañía gringa, quien se va a llevar la inmensa mayoría de las ganancias obviamente también son las compañías gringas. La burguesía colombiana se lleva otro pedazo, pero en comparación a lo que se llevan los yanquis es una verdadera migaja, a cambio de lo cual nuestro patronos cedieron sin ninguna pena, la soberanía del país. Ejemplos similares se dan con el petróleo, con el níquel, con el banano, el café, etc.

Todo lo anteriormente mencionado es el capitalismo, en la etapa actual, su etapa superior, su última etapa. A esto es lo que llamamos Imperialismo.

Después de haber visto las raíces económicas de este oprobioso sistema de dominación, saqueo y pillaje que es el imperialismo, nos vamos a adentrar en sus implicaciones políticas, para seguir el orden que el mismo Lenin nos propone en el prologo de su libro: “El imperialismo, fase superior del capitalismo”: (arriba mencionado) “Sin haber comprendido las raíces económicas de este fenómeno, sin haber alcanzado a ver su importancia política y social, es imposible dar el menor paso hacia la solución de tareas practicas de la revolución social que se avecina”

EL MUNDO EN LA ÉPOCA DEL IMPERIALISMO: PAÍSES DOMINANTES Y PAÍSES DOMINADOS

Habíamos visto en la primera entrega, que la sociedad esta dividida en clases, que existen dos clases fundamentales: La burguesía y el proletariado. Y que estas clases tienen unos intereses irreconciliables entre si y que desarrollan una lucha permanente la una contra la otra. También vimos que estas clases fundamentales están en todo el mundo. Veamos ahora a la luz de lo que se ha visto en esta entrega sobre el imperialismo, como se ve el panorama a nivel mundial.

Para empezar, veamos como, dentro de la burguesía a nivel mundial, hay un sector que es el dominante. Son los patronos dueños de esos grandes monopolios que hemos visto, asentados en los países capitalistas más adelantados (Como Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, Japón, etc.) Esos monopolios son empresas tan grandes que unas pocas dominan ramas enteras de la producción. También son bancos gigantescos que concentran inmensas riquezas, cantidades de recursos financieros y pueden imponer muchas condiciones. Estos grandes monopolios extendidos por toda la faz de la tierra, dominan el mundo. A estos burgueses los llamamos burgueses imperialistas y a estos países, países imperialistas.

Así las cosas, podríamos decir que el imperialismo es básicamente, el dominio de la mayoría de los países del globo por un puñado de grandes potencias, de grandes países capitalistas adelantados, como los que ya se mencionaron. Dentro de estos países, los grandes monopolios, las grandes empresas capitalistas, dominan los gobiernos y las maquinarias del estado y, apoyándose en la fuerza, se lanzan al dominio del mundo por todos los medios: Con cara de buenos amigos, si el gobierno del país atrasado es un agente suyo que les deja hacer lo que quieran (Caso concreto el gobierno colombiano con el presidente arrodillado, rastrero y vil de Álvaro Uribe V.) o con el garrote en la mano, si sus socios burgueses menores les ponen alguna tímida condición o, sobre todo si los trabajadores y los campesinos de estos países se rebelan contra su dominación.

El mundo así, claramente se ve dividido en dos clases de países, los países imperialistas y los países atrasados, dominados, que pueden ser coloniales o semicoloniales, de acuerdo con el grado de dominación que los imperialistas hayan logrado imponer en ellos.

Y este dominio es, precisamente, el que mantiene atrasado al resto de los países, a los que no son imperialistas, por que los grandes monopolios, los patronos imperialistas, ganan mas manteniendo el atraso y la miseria, obligando a las masas a consumir lo que ellos les ofrecen, vendiendo a estos países su tecnología a los precios y en las condiciones que les plazca, sacando exorbitantes ganancias, de estas sus nuevas colonias.

Fiel a su condición de clase, los burgueses imperialistas son el centro de la contrarrevolución mundial. Por todos los medios que estén a su alcance, incluido el asesinato masivo y la guerra, defienden su sistema mundial. Lo defienden en cualquier parte del mundo donde vean atacada a la burguesía. Por eso los yanquis fueron a pelear a la guerra del Vietnam, donde finalmente fueron derrotados, por eso los yanquis invadieron en 1.965 a Republica Dominicana, para poner “orden en casa”, en un país en donde las movilizaciones de los trabajadores representaba un peligro de que las cosas se les salieran de las manos; por eso bombardearon a Irak, han invadido muchas veces en la historia a Centroamérica, por eso cerraron filas en torno a la defensa del imperio británico en su guerra colonial contra la Argentina (Caso Malvinas, mencionado atrás), que reclamaba su legitimo derecho a ser dueña de unas islas que quedan en su país, y por eso intervienen en todos los países dictando políticas, imponiendo la extradición de nacionales, sancionando con el argumento del narcotráfico o los derechos humanos.

Los imperialistas defienden a la burguesía en cualquier lugar del mundo porque su sistema no es un sistema yanqui, alemán, ingles, o japonés- ¡NO!, es en su totalidad, un sistema mundial de engranajes en todos los rincones de la tierra, que tiene que defenderse como un todo para que la explotación permanezca.

LA LUCHA CONTRA EL IMPERIALISMO Y LA LIBERACIÓN NACIONAL

Las condiciones de vida que el imperialismo (directa o indirectamente) impone a las masas de la inmensa mayoría de países del mundo, que cada vez se hacen más insoportables, llevan a los pueblos a levantarse contra el imperialismo. Eso y no otra cosa han sido lo que generaron las guerras de Nicaragua y el Salvador, la revolución Iraní, la guerra de Irak, la lucha de los pueblos palestinos… y muchas otras.

Como una parte del proceso de lucha revolucionaria contra el imperialismo, los obreros, campesinos, y el pueblo colombiano tiene la imperiosa obligación de luchar, ¡Si¡ debemos luchar por romper con la dominación que los imperialistas ejercen sobre nuestro país, expropiar todas las empresas que sean de los imperialistas, romper con los pactos que a través de décadas nos han impuesto y que nos hacen que debamos pedirles permiso hasta para ir al baño.

Ahora bien, nosotros (Los Marxistas ortodoxos) creemos que esa lucha contra el imperialismo en nuestro país solo la puede llevar a feliz término la clase obrera a la vanguardia ayudada por el campesinado pobre.

Muchos partidos que se proclaman de la clase obrera, muchos movimientos que se dicen nacionalistas, nos dicen que debemos aliarnos con algunos sectores de los patronos colombianos para expulsar al imperialismo de Colombia. Nosotros decimos que ninguno de los sectores patronales del país es capaz de llevar una lucha a fondo contra el imperialismo. Que si bien en algunos momentos pueden tener sus roces, sus rasquiñas, sus problemas –Incluso muy fuertes, tal es el caso del gobierno de Samper – con el imperialismo, hay una cosa de fondo que los une con el imperialismo, UNA RAIZ DE CLASE COMUN, que es la de luchar unidos para mantener en todo el mundo un sistema internacional de explotaron de la clase obrera. Pueden discutir (los patronos de un país dominado como el nuestro, con los patronos imperialistas) como se distribuyen las ganancias, los burgueses colombianos pueden regatearles algo, para que las migajas sean un poco mayores, y tener diferencias en esto. Pero tienen un punto común que vale un millón de veces mas que las diferencias que puedan tener: ESTAN TOTAL Y ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO EN MANTENER LA PROPIEDAD PRIVADA SOBRE LOS MEDIOS DE PRODUCCION Y MANTENER EL SISTEMA DE EXPLOTACION, esencia del capitalismo.

Sin embargo, esto no quiere decir que en algún momento marchemos junto a algún sector patronal en una lucha concreta contra el imperialismo, en defensa de la soberanía nacional y por la liberación nacional. Por ejemplo, en Argentina, la sanguinaria dictadura de Galtieri, que había asesinado a millares de trabajadores y revolucionarios, en un momento se vio envuelta en una guerra contra el imperialismo británico para tratar de recuperar unas islas que estos bandidos se robaron hace mas de cien años. Se lucho a favor de la nación argentina, incluso del lado de esta siniestra dictadura representante fiel de los intereses de los patronos contra el imperialismo. Pero sin ningún compromiso con ellos. Se estuvo unidos en un punto, en una acción común contra el imperialismo británico, entonces se hizo UNIDAD DE ACCION hasta con ellos para pelear contra el enemigo imperialista, sin dejar de denunciarlos ni por un minuto, sin dejar de decir a voz en cuello que esos burgueses asesinos, hasta la víspera los mas pro imperialistas del mundo, eran completamente incapaces de dirigir consecuentemente una lucha contra sus socios mayores, por que para llevarla a cabo tendrían que movilizar a las masas, apoyarse en ellas y en el poder de la lucha, el único capaz de conducir al triunfo. Y esta lucha de las masas, su movilización seguramente echaría a los imperialistas, pero a renglón seguido, o simultáneamente, barrería también a los burgueses de la faz del país. Y a esto le teme demasiado cualquier burgués del mundo.

Veamos ahora un caso nuestro. Se habla al principio del TLC. Su alcance, su dimensión, algunos sectores burgueses de ciertos renglones de la producción se asustan puesto que ven en un futuro lesionados sus intereses, es el caso concreto de la industria avícola, los dueños de esta industria, en especial los dueños de galpones tecnificados con producción de varios millones de aves al mes, sintiendo lesionados sus intereses con el futuro pacto del TLC, han recurrido a la clase obrera de ese sector para que entre todos se forme un frente de lucha contra este tratado, esto no quiere decir que esos patrones burgueses hayan cambiado su mentalidad de clase, ¡NO¡, simplemente recurren a los obreros del sector para que les ayuden ante esta amenaza. Los obreros del sector que participen en luchas y movimientos contra el tratado, así sean en asocio con sus patronos, no es que estén al lado de la burguesía, es solo un movimiento táctico ante una situación especifica y que son ellos, la masa obrera, la única capaz de derrocar el tratado.

Por todo lo mencionado anteriormente, se puede colegir que solo la clase obrera al frente de la revolución, es capaz de llevar hasta el final la lucha por la expulsión del imperialismo de un país.

¿Y DESPUÉS DE LA LIBERACIÓN NACIONAL QUE?

A estas alturas cabe perfectamente la siguiente pregunta: ¿La lucha contra el imperialismo termina cuando se haya barrido definitivamente de nuestro país? Necesaria y obligatoriamente hay que responder que ¡NO¡ Por muchas razones pero en especial por una que es de fondo: El imperialismo es un sistema mundial, que no se va a quedar tranquilo si existe una piedra que le aprieta en el zapato.

Supongamos hipotéticamente que en Colombia triunfa una revolución obrera, que libera al país del imperialismo y además echa y expropia a todos los burgueses. ¿Qué hacemos? ¿Nos sentamos tranquilamente a construir el socialismo? Eso será imposible porque los burgueses de los demás países no se van a quedar cruzados de brazos a ver que pasa en Colombia, ellos serán los principales apoyos de los ex burgueses colombianos para que vuelvan a recuperar lo perdido, van a atacar la revolución, van a invadir el país si fuera necesario. Por eso nunca podemos dejar de vista que el enemigo es mundial y que la clase obrera solo podrá empezar a construir un verdadero socialismo en el mundo cuando ese enemigo mundial haya desaparecido y haya sido aplastado o extirpado hasta el ultimo de sus tentáculos en cualquier lugar del mundo.

Ese enemigo es el capitalismo mundial en su fase superior y ultima, en su fase de descomposición, en su fase más sanguinaria, en otras palabras ese enemigo es el imperialismo, eso es toda una verdad de a puño.

Hasta esta entrega podemos decir que hemos venido ambientándonos en un prologo debido a la imperiosa necesidad de conocer no solo aspectos de tipo conceptual sobre las clases sociales, sus luchas, la conciencia de clase, el carácter del Estado, el estado burgués, el que es una revolución, la revolución burguesa y la revolución socialista, del imperialismo, de la liberación nacional, sino también el de entender a fondo sobre estos conceptos a objeto de estar en la capacidad de adentrarnos en el tema central de estas entregas… El Marxismo propiamente dicho.

EL MARXISMO COMO DOCTRINA

En su basta obra, Lenin en su tiempo escribió una serie de artículos muy importantes acerca del Marxismo y su desarrollo. Entre otras están las siguientes: Las tres fuentes y las tres partes del marxismo. El destino histórico del marxismo. Marxismo y Revisionismo. Y otras. En todos estos artículos Lenin apunta a dar una definición del marxismo, a describir las partes más importantes del mismo y a destacar, sobre todo, la importancia que tiene como un arma, como un instrumento de lucha del proletariado contra el capitalismo y por la instauración y consolidación del socialismo.

Lenin da con claridad meridiana la siguiente definición que concreta absolutamente y da repuesta al interrogante sobre lo que es el marxismo.

“El marxismo es el sistema de ideas y concepciones de Marx. Marx continuo y dio genial cima a las tres principales corrientes ideológicas del siglo XIX, representadas en los tres países más avanzados de la humanidad: La filosofia clásica alemana. La economía política clásica inglesa y el socialismo francés, vinculado con las teorías revolucionarias francesas en su conjunto. La admirable coherencia y la integridad de las concepciones de Marx reconocidas hasta por sus adversarios, que constituyen el conjunto del materialismo moderno y el socialismo científico moderno como teoría y programa del movimiento obrero de todos los países civilizados del mundo, nos obliga a hacer un breve bosquejo de su concepción del mundo en general antes de exponer el contenido principal del marismo, es decir la doctrina económica de Marx.”[3]

Pero hoy podemos decir que esta definición del marxismo como doctrina es tan importante como insuficiente; incluso, hoy no se puede hablar de marxismo a secas, tenemos que hablar de MARXISMO REVOLUCIONARIO, es decir, de quienes han sabido recoger toda la herencia teórica y practica de Marx y las grandes experiencias de la clase obrera en el siglo XIX, la experiencia de quienes le han dado continuidad y aplicación creadora a toda esta herencia tales como Lenin, Trotsky, Mao Tsé-Tung (también llamado Mao Zedong).

EL MARXISMO COMO MOVIMIENTO SOCIAL

El marxismo además de ser una doctrina desde el momento en que logro vincularse al movimiento obrero y echar raíces en el, se transformo en movimiento social, complejo, dinámico, contradictorio, con las purezas e impurezas del propio movimiento obrero, movimiento dentro del cual, podemos encontrar tendencias, corrientes, vertientes y fracciones que proclamándose y reclamándose del marxismo, no son auténticamente marxistas. Definir el marxismo como un movimiento social, es definirlo de manera dinámica, de manera dialéctica y es la única posibilidad de poder explicar lo que paso por ejemplo entre los años 1848 y 1871, cuando la Comuna de Paris, o lo ocurrido entre 1871 y 1914 momento en que estalla la Primera Guerra mundial, o lo que sucedió entre el triunfo de la Primera revolución obrera, la revolución Rusa y la consolidación del Stalinismo en la Unión Soviética y en el movimiento comunista internacional en el año de 1920.

SURGIMIENTO DEL MARXISMO

El marxismo surgió como una necesidad histórica. Al surgir y consolidarse el capitalismo surge y se va fortaleciendo el proletariado y en ese proceso se dan las condiciones para que el marxismo aparezca.

Desde 1844, fecha en que se encuentran por primera vez Marx y Engels, y hasta 1847 se presentan una serie de materiales y trabajos que son preparatorios de la irrupción del marxismo en la historia del movimiento obrero y en la práctica revolucionaria directa. Las tesis sobre Feurbach, la ideología alemana y la miseria de la filosofía, son los antecesores del Manifiesto Comunista. El Manifiesto le da feliz término a esta primera fase de la historia del marxismo, desde el punto de vista teórico y practico. Teórico por que el Manifiesto, con claridad meridiana, formula el programa revolucionario del proletariado y practico por que su aparición tiene relación directa con el ingreso de Marx y Engels a la Liga de los Justos , con la transformación de esta en la Liga Comunista y con la tarea que esta liga le voto a Marx consistente en la redacción de un programa “El Manifiesto Comunista”.

Al tiempo que se avanza en estos terrenos, las masas de Europa preparaban la revolución de 1848. Por esta circunstancia podemos decir que la aparición definitiva la hace el marxismo en los acontecimientos de 1848. En esta revolución el proletariado irrumpe en la historia con una política de independencia de clase, es decir, de manera independiente de la burguesía, lo que había sido imposible anteriormente, pues el proletariado se había movilizado en la lucha pero bajo las banderas y la dirección de la burguesía.

Sintetizando podemos decir que en una revolución, la revolución de 1848 y todos los grandes hechos de la lucha de clases desde 1848 y hasta la Comuna de Paris, en 1871, los que le permiten a Marx y Engels desarrollar y enriquecer todas sus concepciones teóricas y políticas e implementarlas de manera practica.

Fue la Comuna de Paris, el primer intento fallido, de la clase obrera por tomarse el poder, instaurar su dictadura y empezar a construir una sociedad socialista, la que hizo entrar en bancarrota las concepciones de Proudhon y de Bakunin (Anarquistas) en Europa, y al mismo tiempo fue el hecho de la lucha de clases que le permitió al marxismo conquistar un destacado papel al interior de la clase obrera convirtiéndose en un movimiento social. Lenin destaca como al final del primer periodo, o sea 1848 – 1871, un periodo de tormentas y revoluciones, murió allí el socialismo pre-marxista y entonces nacieron los partidos proletarios, independientes de la burguesía, la Primera Internacional Comunista, fundada en 1864 y disuelta en 1872, y el mas importante de todos los partidos socialdemócratas o marxistas de Europa, el Partido Comunista de Alemania.

LA DICTADURA DEL PROLETARIADO Y EL SOCIALISMO

EL ESTADO BURGUÉS Y EL ESTADO OBRERO

En entregas anteriores habíamos comentado sobre temas tales como la Clases sociales, El Estado, se había comentado también, que una de las mentiras predilectas de la burguesía es hacernos creer que el Estado es organismo de “toda la nación”, que se coloca por encima de las diferencias que puedan existir en un país (incluidas las diferencias antagónicas de clase) y que, desde una posición “neutral” trata de conciliar las diferencias que existen entre los distintos grupos o sectores, en busca del “bien común”.

En otras palabras, siempre nos quieren hacer creer que el presidente, los ministros, los senadores y representantes, los alcaldes, los jueces, el ejercito, la policía, etc. están para defendernos a todos por igual, cuando la verdad es que ese aparato y todas y cada una de las instituciones que lo conforman, es un aparato de clase que tiene el poder y quiere defender por medio de él todos sus privilegios.

En nuestro país al igual que en Estados Unidos, Inglaterra, y la mayoría de los países del mundo ese estado es la burguesía, de los patronos que lo utilizan para mantener la explotación de los trabajadores. Aunque tengan las formas mas variadas tienen un común denominador, mantienen y defienden la propiedad privada capitalista, que les permite explotar a la clase obrera. Por eso los llamados estados burgueses o estados capitalistas, que es lo mismo; es decir, países donde la burguesía ejerce, por medio del Estado, su dictadura sobre la sociedad, independiente, repito, de las diferentes formas que se vea obligada a darle a esa dictadura. Por ejemplo, a veces la burguesía domina por medio de la democracia burguesa (nuestro caso colombiano) o de sangrientas dictaduras (Caso Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay, Paraguay, en tiempos contemporáneos) pero en todos los casos su dominación es una dictadura de clase, que en general se manifiesta como democracia para las clases dominantes (la burguesía) y dominación para las clases explotadas (el proletariado)

Hay, en cambio, otros países donde el estado de la burguesía fue destruido, la propia burguesía fue expropiada y la propiedad privada fue abolida. La base fundamental para la existencia del capitalismo, es decir, la existencia de la propiedad privada sobre los medios de producción, fue destruida por la acción revolucionaria de la clase obrera y del campesinado pobre, que como se ha visto, es la única clase realmente interesada en llevar la lucha de clases hasta sus ultimas consecuencias, hasta la destrucción del orden capitalista y su Estado.

Estos últimos son los países “socialistas”, son países como Rusia, China, Polonia, Alemania Oriental, Cuba (en nuestro hemisferio) y la mayoría de los estados de Europa Oriental, Vietnam, Laos, Camboya (En Asia), etc. Y aun cuando se verá más adelante, el término de países socialistas no es totalmente exacto. Así como aquellos países donde existe la propiedad privada sobre los medios de producción los llamamos estados burgueses, dándole la denominación de la clase que defiende esa propiedad privada, aquellos donde la misma fue abolida se llamaran estados obreros”, dándole la denominación de la clase que, por medio de su revolución permitió la destrucción del estado burgués y expropio a los patronos.

LA DICTADURA DEL PROLETARIADO

En los países donde la estructura económica esta basada en la propiedad privada sobre los medios de producción, hay una superestructura política, un estado, un ejecutivo, un ejército, etc. de clase, por medio del cual se ejerce la dominación que permite que continúe existiendo esa propiedad privada.

Esa “superestructurapolítica es el estado burgués, por medio del cual se ejerce la dictadura de la burguesía. Unas veces con formas democráticas otras con dictaduras militares, otras directamente con el fascismo, pero siempre dictadura de la burguesía.

En los estados obreros el fenómeno es similar. Llamamos dictadura del proletariado a la superestructura estatal de aquellos países donde la estructura económica esta basada en la no existencia de la propiedad privada sobre los medios de producción, o sea, en la economía colectivizada.

En otras palabras, la superestructura de los estados obreros, son “dictaduras del proletariado”, colosales conquistas de la clase obrera, que con su revolución, ha expropiado a los burgueses y organizado la sociedad de tal manera que desaparezcan los miembros de la clase social que explota a los trabajadores.

Para Lenin, el triunfo de la clase obrera en Rusia, es decir, la instauración de la dictadura del proletariado en este país, es tan solo un episodio en la lucha permanente de la clase obrera contra su enemigo mortal: el imperialismo, o sea, el capitalismo en su etapa final de descomposición y podredumbre.

A la luz de la dialéctica, Lenin hizo este grandioso análisis que le permitió inferir con claridad meridiana que la cadena imperialista se podía romper por su eslabón más débil por un país atrasado como Rusia y no necesariamente por los países mas adelantados de la tierra en aquel entonces, como podrían ser Inglaterra o Alemania. Pero eso no lo llevo a creer nunca, en ningún momento, que la tarea del partido bolchevique se debía circunscribir al impulso y adelanto de la revolución en Rusia, sino por el contrario, al impulso constante de la revolución a escala internacional contra un enemigo que no esta encerrado o circunscrito a las fronteras de ningún país: el imperialismo.

Lo anteriormente mencionado no quería decir, en ningún momento que restaran importancia a las tareas que demandaba en Rusia el hecho de que la clase obrera estuviera en el poder: expropiara a la burguesía, planificara centralizadamente la economía y desarrollara las bases de un régimen de transición basado en la no existencia de la propiedad privada sobre los medios de producción.

El socialismo se podría construir plenamente cuando la clase obrera hubiese triunfado a nivel internacional. Por eso siempre apostaron sus mejores cartas al triunfo de la revolución proletaria en Europa Occidental, desde donde definitivamente se desencadenaría a nivel de todo el planeta.

Sintetizando, podemos decir que la dictadura del proletariado se puede definir como aquella en la cual, bajo la dirección de un partido marxista revolucionario, la clase obrera ejerce directamente el poder a través de sus propias organizaciones, mediante el método de la movilización permanente, el ejercicio de la democracia obrera y el impulso sistemático a la revolución mundial, teniendo como principal objetivo la destrucción del imperialismo en todo el planeta.

El socialismo es una forma de organización social de transición. De transición entre el putrefacto capitalismo imperialista y el comunismo, es decir aquella organización superior de la sociedad donde la opresión y la explotación hayan desaparecido, donde los productores agrupados libremente entre si den a la sociedad de acuerdo a sus capacidades y reciban de ella de acuerdo a sus necesidades, donde las clases hayan desaparecido y, por consiguiente, también lo haya hecho el estado.

El socialismo, basado en la expropiación de la burguesía, que es solo un primer paso, debe prefigurar el comunismo y empezar paulatinamente a hacer desaparecer las clases sociales y el Estado, incluido obviamente, el estado obrero. Pero esto solo podrá ocurrir cuando haya desaparecido de la faz de la tierra hasta el último Estado burgués, es decir, hasta que el pulpo imperialista haya sido cercenado hasta el último de sus tentáculos y haya recibido el golpe de gracia en la cabeza.

El derrocamiento de los regimenes socialistas de la URSS y Europa Oriental, así también como las crisis actuales en China, Vietnam, Corea, e incluso la misma Cuba, demostró que la “Teoría” del “socialismo en un solo país” era solo una utopía reaccionaria de la burocracia de los partidos comunistas gobernantes en estos países conocidos como el “campo socialista” y también demostró que el marxismo revolucionario, tiene razón al afirmar que el socialismo será mundial o no será.

Ahora bien, es digno de anotar que los triunfos que se hayan obtenido en cada país, serán episodios muy valiosos de esta obra que escribe con su revolución la clase obrera, pero nunca podrán ser un fin en si mismos.

Vale la pena anotar que ya Marx y Engels, en los primeros párrafo de “El Manifiesto Comunista”, habían planteado la cruda alternativa a la cual se ve enfrentada ahora la humanidad: “La historia de todas las sociedades en nuestros días es la historia de la lucha de clases, hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que termino siempre con la transformación revolucionaria de la sociedad o el hundimiento de las clases en pugna”

Hoy, las frases anteriormente dichas, plantean una alternativa: O la podrida sociedad imperialista es transformada mundialmente, por obra de la lucha revolucionaria de la clase obrera contra la burguesía, en una sociedad socialista que siente las bases de la futura sociedad sin clases, la sociedad comunista, o las clases hoy en pugna, la burguesía y el proletariado, se hundirán en nuevas formas de barbarie, contando el caso de que sobrevivan y no sean destruidas antes por un holocausto nuclear.

O también como lo sintetizaba Trotsky en un documento llamado “Programa de Transición”: “Los requisitos previos objetivos para la revolución proletaria no solo han “madurado”; empiezan a podrirse un poco. Sin una revolución socialista, y además en el periodo histórico inmediato, toda la civilización humana esta amenazada por una catástrofe. Todo depende ahora del proletariado es decir principalmente de su vanguardia revolucionaria. La crisis histórica de la humanidad se reduce a la crisis de su dirección revolucionaria”



[1] Paulo Freire, Pedagogía del Oprimido

[2] Vladímir Ilich Uliánov - Lenin

[3] Lenin, Obras Completas.

No hay comentarios: